Ellas trabajan más al estar casadas

Estudio dice que el tener un marido implica una carga de 7 horas de laburo extra a la semana
Ellas trabajan más al estar casadas
El rol de esposa y madre le suma a la mujer 7 horas extras de trabajo a la semana en los quehaceres de la casa.
Foto: Shutterstock

Luego de concluir su jornada laboral de maestra de escuela, Rosario llega a casa a seguir trabajando en los quehaceres del hogar.

“Por lo general, antes de llegar a casa paro en la marqueta [sic] para comprar los alimentos que voy a preparar para la cena o para ponerle en las loncheras a los niños”, cuenta esta madre mexicana de tres, quien después de servir la cena, limpiar cocina y organizar todo lo que necesitan los hijos para el día siguiente, viene acostándose como a las 10:30 u 11 pm para levantarse a las 5:45 a.m.

“Duermo poco, lo sé. Y reconozco que, a lo largo del día, trabajo mucho más que mi esposo que es contador y se encarga de llevar a los niños a la escuela y yo los recojo”, agrega. “Pero no me siento cansada ni explotada, porque lo hago con gusto, porque es mi familia. No me cuestiono el porqué trabajo de más en la casa que mi esposo. ¿No sé por qué?  Tal vez lo hago porque esa fue la manera que me educaron por ser mujer”.

Las horas de trabajo doméstico que pone Rosario en el hogar es un patrón que se repite en la mayoría de las mujeres casadas, con o sin hijos. Y lo ha comprobado la ciencia.

De acuerdo con un estudio reciente de la Universidad de Michigan, tener un marido crea para las mujeres una carga extra de siete horas de trabajo doméstico a la semana, mientras que para los hombres tener una esposa solo les genera una hora extra.

Los investigadores encontraron que la gran diferencia radica en la desigualdad de la distribución de los quehaceres domésticos entre la pareja.

Se trata de un estándar conocido. Sin embargo, hay una redistribución significativa de trabajo después del matrimonio. Los hombres tienden a trabajar más fuera del hogar, mientras que las mujeres asumen la mayor parte de las tareas del hogar. Y la situación empeora para las mujeres cuando tienen hijos”, dijo el profesor Frank Stafford, del Instituto de Investigación Social de la mencionada universidad y quien lideró el estudio, en una entrevista con el Huffingtonpost.

Para llegar a esta conclusión, la investigación se basó en el análisis de datos recopilados entre 1968 y 2005. Los investigadores evaluaron las actividades cotidianas de un grupo de hombres y mujeres participantes quienes llevaron un diario de la cantidad de tiempo que pasaron lavando, cocinando, limpiando o realizando otros quehaceres domésticos, así como cuidando de los hijos.

Tras el análisis se encontró que las mujeres jóvenes solteras gastaban cerca de 12 horas a la semana en las tareas del hogar, mientras que las casadas con edades sobre los 60 años pasaban casi el doble de esta cantidad.  Y las que tenían más de tres hijos gastaban más de 28 horas semanales cocinando, limpiando y ordenando la casa.

El estudio también reveló que la disparidad era aún más pronunciada en las décadas pasadas, en comparación con la actual. Por ejemplo, en 1976, las mujeres tenían un promedio de 26 horas de tareas domésticas a la semana, mientras que los hombres tan sólo seis.

?>