Los hispanos se mantienen fieles a la televisión de pago, según un estudio

Los servicios en español de la televisión de pago han "evolucionado" para satisfacer demandas de los usuarios latinos, mientras antiguamente los clientes tenían que hacerse con canales en inglés para poder tener acceso también a los de su idioma de origen.
Los hispanos se mantienen fieles a la televisión de pago, según un estudio
Comcast y Netflix tienen un acuerdo para garantizar un servicio rápido de transmisión de video.
Foto: Archivo

El 89 % de los hogares latinos bilingües de Estados Unidos se mantienen fieles a la televisión de pago, aunque los que tienen conexión de banda ancha a internet mayoritariamente también están subscritos a uno o más servicios “over the top” (OTT) como Netflix o Hulu, entre otros.

Según un estudio que la empresa de análisis de mercado Parks Associates publicó esta semana, más del 75 % de los hogares hispanos con banda ancha tienen contratado uno o más OTT, servicios de televisión que se transmiten a través de internet sin que las operadoras controlen su distribución.

LEE TAMBIÉN: Netflix sube el precio a 17 millones de suscriptores en mayo

Por contra, el informe Televisión de Pago y los Hogares en los que se Habla Español señala que, en general, entre los hogares de banda ancha de Estados Unidos, el 84 % está suscrito a la televisión de pago y cerca de dos tercios tiene servicio OTT.

Mientras que la penetración de la televisión de pago ha disminuido entre los hogares con banda ancha de Estados Unidos, se ha mantenido estable en los hogares españoles bilingües en los últimos años“, dijo Brett Sappington, director de investigación de Parks Associates.

El análisis apunta además que una de las claves para esta fidelidad de los hogares latinos bilingües en español a la televisión paga radica en las películas, pues el 58 % consideraron atractivos los paquetes que incluyen canales “premium” que ofrecen largometrajes.

Además, el 41 % apuntó que el contenido que se ofrece en la televisión de pago no figura dentro de la oferta de las OTT.

La cancelación de servicios de televisión de pago no tiene el mismo impacto en los hogares hispanos que en los de la población de banda ancha general. De hecho, la mayoría de los cambios en televisión paga han sido actualizaciones a servicios más costosos”, indicó Sappington.