El acto de amor de un padre por su hijo con cáncer cerebral

La solidaridad de Josh Marshall se ha convertido en un fenómeno viral

A sus 6 años, el pequeño Gabriel Marshall se sentía “como un monstruo”. En marzo de 2015 le detectaron astrocitoma anaplásico que le llevó al quirófano. Se trata de un un raro tumor cancerígeno grado 3 en el cerebro que puede provocar crisis epilépticas, alteraciones visuales, déficits focales o deterioro cognitivo progresivo.

La cicatriz que le dejó la cirugía para extraerle el tumor atraía la mirada de las personas a su alrededor. Así que su padre, Josh Marshall, decidió apoyarlo con una amorosa muestra de solidaridad.

Josh se hizo un tatuaje muy parecido a la cicatriz de Gabriel en el mismo lugar donde el pequeño fue intervenido. “Me rompió el corazón… Le dije que si la gente quería mirar, podían mirarnos a los dos“, dijo Josh a BuzzFeed.

Hace un par de semanas, Josh participó en el concurso #BestBaldDad (el mejor papá calvo), patrocinado por la Fundación San Baldrick, una organización que recauda fondos para luchar contra el cáncer infantil. Y por supuesto, ganó. Su muestra de amor se hizo viral de inmediato.