Video: Pokémon Go comenzó como una broma de April Fool’s Day

Mira el clip con el que inició la fiebre de Pokémon Go

Video: Pokémon Go comenzó como una broma de April Fool’s Day
A sólo unas semanas de su lanzamiento, Pokémon Go se ha convertido en una fiebre.
Foto: EFE

Todo empezó con una broma como las que, cada año, Google publica en April Fool’s Day. Anunciaban un nuevo puesto en al compañía, el Pokémon Master, que sería seleccionado a través de una competencia para cazar Pokémones que súbitamente aparecían en Google Maps. Era 31 de marzo de 2014.

Los populares monstruos aparecían en carreteras, en las profundidades de la selva, a mitad del mar, en lo alto de las montañas y en los lugares más insospechados.

Hoy, dos años después, con un número de usuarios que se calcula supera a los de Tinder y que está a punto de rebasar a Twitter, y un promedio de uso que va más allá de los 43 minutos (más que WhatsApp, Snapchat e Instagram), la broma dejó de serlo para convertirse en una fiebre… Una fiebre que Google vio pasar.

El cerebro detrás de Google Earth y Google Maps es John Hanke, el CEO y fundador de Niantic, una empresa que Google compró para desarrollar ambos productos clave para su historia. Apenas en 2015, Niantic se separó de Google, pero se llevó consigo todo su conocimiento y su trabajo en torno a los detallados mapas que hoy son parte de nuestra rutina.

“Muchos de nosotros trabajamos en Google Maps y Google Earth por muchos, muchos años, así que queríamos que los mapas fueran buenos”, dijo Hanke a Mashable. Con ese conocimiento comenzaron a desarrollar en serio, la idea que inició como una broma de April Fool’s Day.

El camino natural era que Niantic se asociara con Nintendo para lanzar la aplicación que hoy tiene a una buena parte del mundo de cabeza. Hoy el juego está instalado en un 5.16% de los celulares Android del mundo, según el sitio especializado SimilarWeb.

Eso de que la ficción supera a la realidad se está convirtiendo en un uso común en la tecnología. Acá te dejamos otros videos de April Fool’s Day que vale la pena mirar bien, porque quizá en un par de años también dejen de ser una broma y nos asalten en la vida real: