Hollande dice que hay ‘muchos niños’ y ‘muchos extranjeros’ entre las víctimas

Al menos dos de las 84 personas asesinadas eras estadounidenses, un padre de 51 años y su hijo de 11, que se encontraban de vacaciones en Niza

Guía de Regalos

Hollande dice que hay ‘muchos niños’ y ‘muchos extranjeros’ entre las víctimas
El presidente francés François Hollande se dirige a los miembros de la policía, seguridad y bomberos en el Palacio de la Prefectura de Niza, Francia hoy 15 de julio de 2016 tras el atentado cometido ayer durante la Fiesta Nacional.
Foto: Eric Gaillard / EFE

Niza – El presidente francés, François Hollande, dijo hoy que hay “muchos niños, niños pequeños” entre las víctimas del atentado de anoche en Niza, así como un gran número de “extranjeros”, en un discurso en Niza.

Además, señaló que una cincuentena de heridos en el ataque se hallan “en estado crítico, entre la vida y la muerte“, tras visitar a víctimas en uno de los hospitales de esa ciudad mediterránea.

“84 personas han muerto y hay una cincuentena en estado crítico, entre la vida y la muerte”, dijo el presidente francés.

Añadió que entre las víctimas hay “muchos extranjeros de muchos continentes y muchos niños, niños pequeños, que fueron a asistir a unos fuegos artificiales en familia, para disfrutar y compartir su felicidad (…) y que han sido golpeados hasta la muerte para simplemente satisfacer la crueldad de un individuo o tal vez de un grupo”.

Entre los fallecidos se encuentran al menos dos estadounidenses, identificados como Sean Copeland, de 51 años, y su hijo Brodie, de 11. El diario tejano Austin Statesman confirmó que ambos fallecieron durante la matanza, protagonizada por un hombre de origen franco-tunecino.

“Estamos destrozados y en shock por la pérdida de Brodie Copeland, un hijo increíble y un hermano que alegraba nuestras vidas, y de Sean Copeland, un gran padre y marido”, indicó la familia, radicada en la zona de Austin (Texas) en un comunicado. Padre e hijo habían iniciado sus vacaciones de verano en Pamplona y Barcelona (España) y se encontraban en la Riviera Francesa para celebrar el Día de la Bastilla, fiesta nacional en Francia.

Hollande también recordó que muchos de los heridos soportarán traumatismos el resto de sus vida, incluso quienes no resultaron físicamente afectados.

“Francia, toda entera debe compartir esta emoción, esta solidaridad con las víctimas, con sus allegados, con sus familias”, expresó el mandatario en su alocución, flanqueado a ambos lados por el primer ministro, Manuel Valls, y la ministra de Sanidad, Marisol Touraine.