La Víbora: Lucía Méndez no sabe matemáticas

La actriz dice que fue pareja de Luis Miguel cuando ella tenía 30 años y él diez menos

Guía de Regalos

La Víbora: Lucía Méndez no sabe matemáticas

Cirugía Méndez debería de indagar si también puede operarse el cerebro. ¿Será que a ese también le pueden dar una refrescadita? ¿O ya no tiene remedio? Es que no puedo creer lo que dijo acerca Luis Miguel.

En serio, no lo puedo creer. Según ella, hubo un romance entre los dos, que dizque fueron novios. Perdónenme, pero yo la verdad no lo creo; no puede ser que el Sol haya caído tan bajo. Hay varias inconsistencias en las declaraciones de Cirugía, pero una es la principal: la edad.

Ella dice que fueron pareja cuando ella tenía 30 años y él diez menos, y que ese fue el principal obstáculo para no continuar con la relación. Si mis cuentan no me fallan, Cirugía es mayor que Luismi 15 años, y no diez. O sea que si supuestamente salieron cuando ella era treintañera él tenía 15, lo que me parece muy poco probable.

Y cito: “Tenía yo 30 años, estaba yo en mi mejor momento… Aunque él tenía 20 años de alguna manera él era muy maduro”.  A ver: ella nació en 1955 y él en 1970; como que las cuentas no me salen.

¿O será que ya son diferentes las matemáticas de cuando yo las estudié? Si es que esto sucedió, Luismi quizá la buscó como a la madre que perdió, pero nunca como a la mujer que la pobrecita Cirugía sueña. Si yo fuera El Sol ya la hubiera demandado por difamación. Aunque no soy fan de Luismi, no es justo que manchen su reputación de una manera tan ruin.

Por otra parte, nunca voy a entender el “romance” entre William Levy y Elizabeth Gutiérrez, si es que hay algo qué entenderle. Y que nadie me venga a decir que se quieren y que por los hijos están juntos, porque de sobra es conocido que si ahí hay amor es solo de parte de la actriz, porque del picaflor nada.

William
Nunca voy a entender el romance entre William Levy y Elizabeth Gutierrez./Instagram

Ahora nos quieren sorprender con una foto que subieron a Instagram en donde los dos salen muy sexy, ella en bikini y él con el pecho al descubierto (que se descubra la cabeza, que es donde no tiene pelo). Y luego ella escribe, “El fotógrafo más sexy”.

Pues sí, lo que tiene de sexy lo tiene de casanova, porque de buen esposo jamás. Lo bueno es que Elizabeth ha sabido aguantarle a William sus bribonadas, y es lo que importa. No cabe duda de que el síndrome Jacky Bracamontes lo padecen muchas en el medio del espectáculo.