Peregrinación migrante en Los Ángeles

Feligreses caminan más de 50 millas por los indocumentados. Este domingo miles se reunirán en la Catedral de Los Ángeles para orar por los inmigrantes
Peregrinación migrante en Los Ángeles
Siete feligreses participan en la caminata de más de 50 millas que recorre desde la ciudad de Lake Forest en el condado de Orange hasta la Catedral de Los Ángeles en pos de los migrantes. /SUMINISTRADA

La distancia entre la iglesia Santiago de Compostela, en la ciudad de Lake Forest del condado de Orange y la Catedral de Los Ángeles supera las 50 millas. Un grupo de feligreses católicos aceptó recorrerla a pie como un sacrificio previo a una multitudinaria misa que este domingo 17 de julio celebrará a los migrantes de este país.

La madrugada de este viernes inició esta peregrinación que planea hacer escala en dos parroquias, una en Anaheim y otra en Commerce. El domingo llegan a la iglesia de la Placita Olvera y luego, a la Catedral.

“Es para apoyar una reforma migratoria, es en solidaridad con los hermanos migrantes, para que tengan una vida con mejores privilegios, garantías y derechos que salvaguarden a sus familias”, dijo Antonio Méndez, uno de los siete feligreses que participan en la caminata.

La tarde de este viernes el grupo avanzaba a pie por las calles de Santa Ana, rumbo a la parroquia San Bonifacio de Anaheim, donde esperaban dormir y recobrar fuerzas para continuar al día siguiente.

Méndez, originario de México, señaló que la aportación de los migrantes a este país es evidente y se quejó del mensaje de odio que se ha escuchado en la actual contiende presidencial.

“Este país está hecho por la comunidad migrante de todo el mundo, desde trabajadores agrícolas hasta hombres de negocios. No es solo una etnia, todos aportamos a esta gran nación”, expresó.

Un grupo de feligreses católicos aceptó recorrer 50 millas a pie como un sacrificio previo a una multitudinaria misa que este domingo 17 de julio celebrará a los migrantes en la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles. /SUMINISTRADA
Un grupo de feligreses católicos aceptó recorrer 50 millas a pie como un sacrificio previo a una multitudinaria misa que este domingo 17 de julio celebrará a los migrantes en la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles. /SUMINISTRADA

 

En pos de una reforma migratoria

El reciente rechazo de parte de la Suprema Corte a los alivios migratorios que habrían sacado de las sombras a unos cinco millones de indocumentados es uno de los motores de esta peregrinación.

“¿Quién no ha visto sufrir a los indocumentados? Se necesita cerrar los ojos para no verlo”, dijo Méndez.

Estos feligreses se unirán en la Catedral del centro de Los Ángeles a miles provenientes de las diócesis de San Bernardino y Orange este domingo a partir de las 3:15 p.m. en una misa especial de reconocimiento de todos los inmigrantes de este país.

“Vamos a celebrar el espíritu inmigrante de la gente de este país. Esta es la historia de Los Ángeles, del estado de California y del país”, expresó el arzobispo José Gómez.

“Nos reuniremos para orar por todos los migrantes y sus familias -pasados, presentes y futuros. Vamos a orar por una reforma migratoria en nuestro país, por nuestros funcionarios electos y para que la gente de todo el mundo abra sus corazones a los migrantes que llegan a sus países”, continuó Gómez.

El peregrinaje culmina este domingo en la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles para una misa que inicia a las 3:15 p.m. /SUMINISTRADA
El peregrinaje culmina este domingo en la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles para una misa que inicia a las 3:15 p.m. /SUMINISTRADA

Humberto Ramos, laico encargado de la parroquia San Marcelino en la ciudad de Commerce, donde los peregrinos harán una segunda parada el sábado por la noche, compartió que algunas familias que frecuentan su templo han sido separadas por las deportaciones.

“Hay personas que tienen 20 años esperando el día en que se legalicen y que están con miedo de que los vayan a deportar”, dijo Ramos, quien criticó la retórica antiinmigrante ahora tan común.

Esa “fobia”, indicó, también se expresó alguna vez hacia los que vinieron de distintos países de Europa.

“Este país es la fuerza de los migrantes. La gente llega con ganas de trabajar, de triunfar”, enfatizó.

Antes de la misa multitudinaria, dentro de la Catedral se realizará una procesión en la que participarán personas impactadas por el sistema migratorio, especialmente aquellos que han quedado en el limbo por el rechazo de la Suprema Corte a las acciones ejecutivas.

El señor Méndez compara el sufrimiento de esta comunidad con poner una planta en una maceta.

“Queremos que fructifiquen y que sean vistos con dignidad y respeto como cualquier ser humano”, dijo.