Recuerdan a Eric Garner a dos años de su muerte

El caso de violencia policial que fue tipificado como homicidio, tuvo repercusión nacional

Composición gráfica, Eric Garner en vida, y cuando era sometido por policías del NYPD.
Composición gráfica, Eric Garner en vida, y cuando era sometido por policías del NYPD.
Foto: Archivo / Impremedia

Activistas y defensores civiles convocaron para este domingo a una marcha hasta la tumba de Eric Garner, el afroamericano que murió a manos de un policía blanco del NYPD el 17 de julio de 2014. De esta forma se conmemora el segundo aniversario de la muerte de Garner, uno de los hechos de brutalidad policial de mayor connotación nacional.

La marcha es promovida por la Red de Acción Nacional que preside el reverendo Al Sharpton, uno de los líderes afroamericanos más respetados del país y tomarán parte de la misma la madre de Eric Garner Gwen Carr y el reverendo Steffie Bartley de la organización NANNJ.

La actividad de recordación empezará a las 11:00 am. con una misa en la iglesia bautista New Hope, localizada en la calle Division de Elizabeth, Nueva Jersey y luego partirán a las 2:00 pm. en romería hacía la tumba de Garner en la ciudad de Linden del Estado Jardín.

Antecedentes del caso Garner

Garner murió en julio del 2014 a manos del agente Daniel Pantaleo, quien le aplicó una llave de estrangulamiento e ignoró las últimas palabras de la víctima: “no puedo respirar”.

El trágico incidente ocurrió en una esquina de Staten Island, y un médico forense determinó que la causa de la muerte fue homicidio.

Un gran jurado de Staten Island se negó a acusar a Pantaleo por la muerte de Garner. La Ciudad compensó a la familia de la víctima con $5.9 millones.

El Departamento de Asuntos Internos de la Policía reportó después del incidente que los sargentos Dhanan Saminath y Kizzy Adonis dijeron a sus superiores que los otros oficiales que intentaron arrestar a Garner “mantuvieron el control sobre el hombre”, cuya condición no parecía seria. Luego el video demostró que Garner alcanzó a repetir varias veces que no podía respirar.