Apuestas, drogas y sexo: lo que se da en Little Saigon en el condado de Orange

Eliminar el problema de apuestas ilegales en el condado se ha dificultado, según la policía, ya que las pandillas están moviendo sus operaciones a casas residenciales
Apuestas, drogas y sexo: lo que se da en Little Saigon en el condado de Orange
Desde el 2011 es prohibido el uso de juegos arcades en cafés en Garden Grove, después de encontrarse al menos 15 casas de apuestas ilegales.
Foto: Archivo

Más de una docena de casas dedicadas a apuestas ilegales han sido descubiertas en vecindarios suburbios en el Condado de Orange durante los últimos tres años, reportó el Associated Press.

Estas operaciones eran dirigidas por pandillas que organizaban las reuniones en las que miles de dólares eran apostados en efectivo y con tarjetas de crédito robadas, según el Departamento de Policía del Condado de Orange.

El vecindario en donde se ubican estos centros ilícitos es Little Saigon, ubicado en primordialmente en las ciudades de Westminster y Garden Grove. El vecindario fue nombrado como tal en honor a la antigua capital de Vietnam del antiguo Sur Vietnam. Una gran parte de los inmigrantes vietnamitas en los Estados Unidos de la primera generación, originan de allí, de acuerdo al reporte. 

Poco a poco fueron encontrando cada casa al recibir pistas de parte de los vecinos que se quejaban al estar cansados del ruido y la congestion de tráfico creados por las sesiones nocturnas. A veces, los policías también descubrían las casas al investigar las lesiones de apostadores que acababan en hospitales, después de pelearse tras el resultado de un mal juego.

Durante las reuniones ilícitas, que empezaban en la noche y duraban hasta el amanecer, el uso del alcohol se destacaba al igual que el de drogas ilegales y de mujeres.

De acuerdo al sargento Darin Upstill, del Departamento de Policía de Westminster, la atracción mayor era un video juego en el que seis jugadores se sentaban en una mesa y golpeaban el controlador del juego intentando matar a un dragón.

El sonido de las manos de los jugadores pegándole al control le logró el apodo de “slaphouses” en ingles a estas casas, ya que los golpes se decían escuchar por el vecindario. Otras maquinas de video juegos también eran instaladas adentro de la vivienda para que los visitantes jugaran video póker y blackjack.

El problema de apuestas ilegales, según reportes policiales, ha sido continuo en este vecindario, ya que en el 2011, la policía invadió a más de una docena de cafés que operaban apuestas. Según los reportes, 186 maquinas de video juegos fueron embargados y $150,000 en efectivo.

?>