Circo, comercio y sexismo en la Convención Nacional Republicana

Las convenciones políticos siempre son coloridas pero además, esta también trabajo una fuerte dosis de mercancía sexista anti-Hillary.
Circo, comercio y sexismo en la Convención Nacional Republicana
Botones sexistas contra Hillary a la venta en los comercios callejeros (Pilar Marrero)

Cleveland, Ohio.- Un ambiente similar al circo se apoderó del centro de Cleveland, con mercancía alegórica al candidato republicano y algunos productos especialmente insultantes y sexistas contra la candidata demócrata Hillary Clinton.

Los “botones” de colección, son mercancía común en las convenciones y generalmente en cada convención hay diseños que atacan al candidato del otro partido, pero en esta ocasión, los mensajes anti Hillary parecían más ponzoñosos de la cuenta.

No se trata de “Hillary for Prison” (Hillary, para la cárcel), un mensaje político que sin duda constituye una opinión normal dentro de las usuales campañas negativas de la politica estadounidense y que se está usando incluso desde el propio podio de la convención.

“Así es, Hillary para prisión, si, díganlo más fuerte”, dijo el general retirado Michael Flynn, un ex jefe de inteligencia de las fuerzas armadas que dio un discurso en el pleno de la convención el lunes, acusando a Hillary Clinton de poner en peligro la seguridad del país por tener un servidor de email en su casa para correo de su trabajo como secretaria de estado.

Una reciente investigación del FBI declinó presentar cargos contra  Clinton por el uso del servidor, pero dijo que su manejo de emails había sido “descuidado”.

Pero ese tema es de discusión legítima. Menos ilustrativa es la mercancía que abunda entre los vendedores no oficiales de la convención.

Botones como estos:

KFC Especial Hillary: Dos muslos gordos, pequeña pechuga y un ala izquierda (KFC  Hillary Special, 2 fat tights, 2 small breasts, left wing).

O este, imposible de traducir pero especialmente vulgar: “Hillary sucks, but not like Monica”, con una fotito de Hillary y otra de Monica Lewinski, aquella interna de la Casa Blanca con la que Bill Clinton tuvo un affair durante su presidencia. Un texto bastante vulgar y definitivamente jamás visto respecto a un candidato presidencial. Otro de los botones reza : “Life is a bitch, don´t vote for one”.

Está claro que los productos que se ven afuera de la convención no son realmente productos oficiales sino creados por el imaginario popular y que siempre habrá burlas, y ataques, y campañas negativas.

Para Stephen Nuño, profesor de Northern Arizona University que está en Cleveland observando la convención, se trata de sexismo “puro y duro”.

“Hay mucha gente aquí en esta convención que simplemente no traga que la candidata del otro partido sea una mujer“, dijo Nuño. “Es así de claro”.

Los botones se venden como pan caliente, dijo John Rydell, uno de los vendedores ambulantes colocados en una calle que desemboca en el Quicken Loans Arena, donde se celebra la convención.

“Mientras más feo es el mensaje, mejor se venden”, dijo el hombre. “Para nosotros es beneficioso ya que trae un comercio que no existiría sin la convención”.

Botones sexistas contra Hillary a la venta en los comercios callejeros (Pilar Marrero)
Botones sexistas contra Hillary a la venta en los comercios callejeros (Pilar Marrero)

Así y todo, la campaña de Trump está aprovechando el tema del sexismo a su favor, o al menos lo intenta. Tras acusaciones de plagio contra Melania Trump por su discurso del lunes por la noche y los reportes en medios sociales de similitudes entre el discurso de la esposa de Donald Trump y el que hizo hace 8 años la actual primera dama Michelle OBama, se acusó a Hillary de… sexismo.

Hablando con los medios el martes por la mañana, Paul Manafort, director de campaña de Donald Trump dijo que lo del plagio era pura tontería y que eran “ataques políticos de Hillary Clinton contra una mujer que está probando ser más popular que ella”.

No obstante, los reportes de plagio no provinieron de la campaña de Clinton y esta se mantuvo al margen de esta controversia.

Protestas y comercio

A pesar de las predicciones de la posibilidad de protestas violentas, hasta ahora todo ha transcurrido con mucha tranquilidad, entre grandes medidas de seguridad.

Una pequeña manifestación contra el abuso policial por parte de un grupo pequeño del “Partido Revolucionario Comunista”, atrajo más curiosos y cuatro veces más policías que manifestantes.

Los manifestantes sostenían en sus manos fotos de afroamericanos muertos a manos de la policía, incluyendo una foto del niño Tamir Rice, cuya muerte hace un año y medio a manos de la policía de Cleveland generó fuertes protestas en esta ciudad.

“Este país nunca volverá a ser grande, porque nunca lo fue” dijo el portavoz del grupo, no identificado, usando una bocina.

Un grupo de unos 20 manifestantes sostenía carteles con fotos de afroamericanos muertos por la policía, incluyendo Tamir Rice, un niño de 12 años que murió hace cerca de dos años en Cleveland, cuando la policía le disparó tras recibir reportes de "un hombre que amenaza a los paseantes con una pistola en un parque". Era Tamir, de 12 años, con una pistola de juguete.
Un grupo de unos 20 manifestantes sostenía carteles con fotos de afroamericanos muertos por la policía, incluyendo Tamir Rice, un niño de 12 años que murió hace cerca de dos años en Cleveland, cuando la policía le disparó tras recibir reportes de “un hombre que amenaza a los paseantes con una pistola en un parque”. Era Tamir, de 12 años, con una pistola de juguete.

Una manifestación que prometía “miles de personas ” a favor de Trump, muchos de los cuales estarían “armados”, atrajo a unos 15 manifestantes el lunes en un parque cercano.

La venta de camisetas, gorros y hasta cereal inspirado en los candidatos a la presidencia tenía contentos a los lugareños que podían sacar provecho del evento, aún cuando no apoyaran el contenido del mismo.

Leroy Matters, un joven afroamericano, vendía gorros de “Make America Great Again”, el eslogan de Trump, con toda tranquilidad.

“¿Cómo me va a gustar alguien a quien yo no le gusto?”, dijo Matters en voz baja para que no lo oyeran los delegados que ojeaban su mercancía. “Pero al menos hago algo de negocio”.

Cereales inspirados en los candidatos presidenciales.
Cereales inspirados en los candidatos presidenciales.