Un ángel aparece en Montebello para la novena de Aguascalientes

El legendario integrante de los Dodgers, Manny Mota, dona a través de su fundación implementos de beisbol para el equipo Abejorros de México, que enfrentó severos problemas económicos durante su estadía en Los Ángeles
Un ángel aparece en Montebello para la novena de Aguascalientes
Manny Mota, el mánager José de Jesús García y jugadores de los Abejorros posan con los implementos deportivos donados por el coach de los Dodgers.
Foto: ABRAHAM NUDELSTEJER

Tener que jugar beisbol con pelotas hechas de papel y guantes fabricados con cartones de leche, hizo de Manny Mota un hombre agradecido por la oportunidad de haber logrado su sueño de convertirse en pelotero de Grandes Ligas.

Esas carencias con las que creció el actual coach y comentarista de los Dodgers en República Dominicana no las quiere ver padecer en otras personas y es por ello que ayer realizó uno de los muchos actos de caridad que suele organizar.

El que fuera figura del equipo de Los Ángeles en las décadas de los 70 y 80, llegó al albergue De Paul Evangelization Center de Montebello cargando 20 uniformes de beisbol, una decena de cascos para batear, dos docenas de pares de zapatos, 72 pelotas y un ramillete de bates de aluminio.

Mota entregó los implementos al equipo Abejorros de Aguascalientes que hace tres semanas llegó a Los Ángeles para jugar un torneo en una liga de verano.

Los problemas comenzaron cuando los patrocinadores del viaje se desentendieron del equipo y sus necesidades de transportación, comida y pelotas para jugar sus partidos.

“Cuando leí la historia en el periódico, lo primero que pensé es que quería ayudar de alguna forma”, dijo Mota.

“Yo he sido un hombre bendecido por Dios y con toda humildad es que quise traer estos útiles de beisbol para estos jóvenes”, dijo Mota, quien en 1991 creó la Mota International Foundation, organismo dedicado a fomentar la educación y el deporte entre niños y jóvenes en Estados Unidos y República Dominicana.

“Ver a estos jóvenes mexicanos me hace recordar las vicisitudes que pasé en mi niñez y ahora le doy gracias a Dios de poder ayudarlos porque yo sé lo que es pasar por momentos difíciles”, dijo el dominicano de 78 años.

Gran enseñanza

Los objetos donados por Mota fueron recibidos con una salva de aplausos por parte de los integrantes del equipo Abejorros, quienes expresaron enorme gratitud por el apoyo recibido.

“Esta ha sido una experiencia inolvidable, recibir todo esto de parte de una estrella como Manny Mota, y además conocerlo, es algo que nunca se me olvidará”, dijo el short stop del equipo mexicano, Pedro Ríos. Tras entregar los implementos deportivos al equipo mexicano, Mota reflexionó sobre la filosofía de vida que le ayuda a sentirse bien consigo mismo y que le gustaría ver a otras personas practicar.

“En la vida hay que aprender a compartir, no a compartir lo que nos sobra, sino compartir lo que tenemos”, indicó Mota.

Alrededor de la web