Protege tus ojos del sol

Conoce los daños que estos experimentan durante el verano al no estar cuidados adecuadamente

Las gafas que realmente protegen  los ojos de los rayos ultravioletas del sol son las que tienen una protección UV400 o UV100.
Las gafas que realmente protegen los ojos de los rayos ultravioletas del sol son las que tienen una protección UV400 o UV100.
Foto: Shutterstock

El sol candente no solo afecta la piel mal protegida, los ojos que no se cuidan adecuadamente también sufren daños que van desde la irritación hasta la ceguera.

Por lo que este mes, asignado a la concientización de la exposición al  sol de una manera segura, la Academia Americana de Oftalmología (AAO) hace un llamado de alerta e insta al público en general a seguir estas cinco normas de seguridad que protegen contra los graves problemas oculares que provocan los rayos ultravioletas (UV) del “astro rey”.

1-   No salir de casa sin los lentes de sol apropiados

De acuerdo con la AAO, las gafas que protegen de los UV son aquellas cuya etiqueta indica que tienen  una protección de “UV 400″ o “UV 100”.

“Las gafas de sol menos costosas que tengan esta etiqueta pueden ser tan efectivas como las más costosas”, señala la AAO. “La oscuridad o el color no indican el poder de la protección contra los rayos ultravioletas”.

Y como los rayos UV pueden atravesar las nubes se recomienda usar gafas incluso en los días nublados.

2-   No mirar fijamente al sol

Estudios médicos demuestran que mirar directamente al sol puede producir la llama retinopatía solar, una afección que se presenta por la formación de agujeros en la retina (la membrana interior del ojo, constituida por varias capas de células, que recibe imágenes y las envía al cerebro a través del nervio óptico).

Y si bien ésta es rara, el daño es irreversible y tiene que prevenirse a toda costa, particularmente por quienes practican el “sungazing”, la técnica de mirar al sol a las horas del amanecer y el atardecer ante la creencia de que esto transmite energía.

3-   Identificar las medicinas que provocan fotosensibilidad 

Uno de cada tres adultos toma medicamentos que podrían provocar una mayor vulnerabilidad de los ojos al daño de los rayos UV,  según dice una encuesta sobre la seguridad y el sol de la AAO. Y el problema está en que la mayoría de estos no lo saben ni toman las precauciones debidas.

Entre los medicamentos que provocan fotosensibilidad se encuentran ciertos antibióticos, pastillas anticonceptivas y de estrógeno y tratamientos contra la psoriasis que contienen psoraleno.

De estar tomando algunas de estas medicinas, la AAO recomienda proteger bien la piel, usar gafas de sol y evitar lo  más que se puede la exposición al sol.

4-   Usar un sombrero de ala ancha

Además de gafas de sol, se debe considerar el uso de un sombrero de ala ancha. Se ha comprobado que este tipo de sombrero reduce significativamente la exposición de los ojos y resto del rostro a los rayos solares dañinos.

5-   Conducir siempre con gafas de sol

No hay que asumir que los vidrios de las ventanas de los autos protegen contra los rayos ultravioletas. Un reciente estudio determinó que las ventanas laterales bloquean solamente el 71% de éstos, en comparación con el 96% en el caso del parabrisas. Los investigadores determinaron que solamente el 14% de las ventanas laterales ofrecían suficiente nivel de protección.

“El daño de la exposición solar puede producirse rápidamente, pero también se acumula con el paso del tiempo, convirtiéndolo en un factor de riesgo para varias afecciones que dañan la visión”, dice el Dr.  Jeff Pettey, vocero clínico de la AAO en un comunicado. “Es por eso que es importante tener el hábito de usar gafas de sol con bloqueante de UV, sombreros y bloqueador solar desde muy temprana edad para reducir los riesgos”.

Usar desde la infancia gafas, bloqueador solar y sombreros de ala ancha cuando se está directamente bajo los rayos del sol previenen desde temprana edad los peligrosos daños que producen los rayos ultravioletas a los ojos y la piel.
Usar desde la infancia gafas, bloqueador solar y sombreros de ala ancha cuando se está directamente bajo los rayos del sol previenen desde temprana edad los peligrosos daños que producen los rayos ultravioletas a los ojos y la piel./Shutterstock

A tener en cuenta

La Academia Americana de Oftalmología (AAO) también recuerda  que:

–          Si se exponen los ojos a luz solar fuerte durante demasiado tiempo sin protección, los rayos UV pueden quemar la córnea y causar ceguera temporaria en cuestión de horas.

–          La exposición solar prolongada también se ha asociado con un mayor riesgo de cataratas, cáncer y excrecencias en el ojo o cerca de éste.

–          En días nublados el 50% de los rayos UV afectan también los ojos, es por ello la importancia de protegerlos permanentemente.

–          El 80% de la radiación solar que recibimos, la acumulamos durante los primeros 15 años de vida, de tal manera que el uso diario de gafas de sol con un bloqueo UV de 400 o 100 es importante desde la infancia.