Villaraigosa: Los indocumentados “tienen que tener una voz” en el Partido Demócrata y en el país

En el último día de la convención demócrata, varios líderes latinos, algunos de origen mexicoamericano, ofrecieron discursos ante los casi 5,000 delegados

FILADELFIA.- El exalcalde de Los Ángeles (California), Antonio Villaraigosa,  ofreció este jueves una férrea defensa de los inmigrantes en EEUU, en particular de los once millones de indocumentados,  y sus enormes contribuciones económicas, en unos momentos en que enfrentan ataques de los republicanos y la inmigración es un tema dominante en la contienda presidencial.

“Trabajan  bajo un candente sol, ponen alimentos en nuestra mesa aunque ellos tengan poco. Construyen, reparan y limpian nuestras casas, cuidan a nuestros niños cuando no tienen quien cuiden a los suyos”, afirmó Villaraigosa, quien instó al auditorio de casi 5,000 delegados a salir en defensa de estos inmigrantes.

“Estos 11 millones de personas no tienen credenciales para estar en este salón, y tampoco tienen un voto pero tienen que tener una voz en nuestro partido y nuestra nación. Donald Trump propone la mayor deportación masiva en la historia de nuestra nación o de cualquier otra”, enfatizó Villaraigosa, al recordar la llamada “Operación Wetback” que logró la expulsión de un millón de mexicanos.

Villaraigosa recordó uno de los lemas de esta convención, al indicar que el país es más fuerte a través de la integración, no la segregación y, sobre todo, será más fuerte con Hillary Clinton como presidenta para cuidar del “rebaño” compuesto por los inmigrantes.

Su discurso, poco después del arranque de la convención,  estuvo pensado como antídoto a la retórica incendiaria del candidato presidencial republicano, Donald Trump, quien ha prometido expulsar a la población indocumentada, eliminar los alivios migratorios y contruir un muro en  la frontera sur si gana en noviembre.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES

El exfuncionario destacó las labores pesadas que realizan los inmigrantes “a cambio de poco”,  su participación en los conflictos bélicos y en la defensa de las libertades, y sus valores anclados en la fe y en la familia. Además, vienen a EEUU en busca de una vida mejor, agregó.

Villaraigosa ,  quien presidió en 2012 la convención que nominó al presidente Barack Obama para la reelección,  calificó a Clinton como “una de las candidatas más probadas en la historia” del Partido Demócrata.

Como muestra del creciente poder de los hispanos, la jornada estuvo marcada por una serie de discursos que salpicaban frases en español.

Así, la inclusión de Villaraigosa y otros líderes de origen mexicoamericano en el último día de la convención demócrata no fue coincidencia: la mayor parte de la población hispana en EEUU es de origen mexicano, y la campaña de Clinton corteja activamente su voto.

Villaraigosa figuró además entre los líderes políticos de California programados para el cuarto y último día de la convención nacional demócrata en Filadelfia,  horas antes de que Hillary Clinton acepte la nominación presidencial del Partido Demócrata.

Se prevé la partipación del actual alcalde de Los Angeles, Eric Garcetti.