BMW 5 Series Virtual, desarrollo con tecnología 3D

El proyecto BMW 5 Series Virtual, que utiliza lo más avanzado de la tecnología 3D, es la clave para el desarrollo de la próxima generación de uno de los sedanes de lujo más exitosos de la historia. BMW Group es…

El proyecto BMW 5 Series Virtual, que utiliza lo más avanzado de la tecnología 3D, es la clave para el desarrollo de la próxima generación de uno de los sedanes de lujo más exitosos de la historia.

BMW Group es el primer fabricante de autos que introduce un concepto único con una célula óptica de medición completamente automática en su planta piloto en Múnich.

Moviendo libremente los brazos robóticos, el sistema utiliza sensores para crear una imagen tridimensional de todo el vehículo y generar un modelo 3D con los datos recogidos con el más alto nivel de precisión, lo que permite que las desviaciones apenas visibles puedan ser identificadas cuanto antes.

La célula de medición óptica se sitúa en la interfaz entre el desarrollo y la producción en serie. Forma parte de la estrategia de digitalización de BMW Group para producción y refuerza los altos estándares de calidad para la producción de vehículos de lujo, como la nueva generación del BMW Serie 5.

“Estamos encantados de marcar este auténtico hito en preproducción con la célula de medición óptica. Una sola medición nos ofrece el modelo de datos 3D de todo el vehículo”, dijo Eduard Obst, Director de Análisis Geométrico, Tecnología de Medición y Cubicaje, Vehículo Total. “Ya no se necesitan largas mediciones individuales y recolección de datos, ahorra tiempo y aumenta la calidad al comienzo de la producción en serie”.

BMW 5 Series Virtual, el futuro del desarrollo

Un brazo robótico que camina sobre rieles y montado en un eje longitudinal, permite que la célula óptica de medición se mueva libremente mientras hace un mapa del vehículo en espacio completo.

Ocupando un área relativamente pequeña, esta configuración permite que dos robots pequeños y flexibles se utilicen en paralelo con una superficie de trabajo óptima.

Comparado con los procesos anteriores, en los que los robots utilizan un único sensor para grabar un lado del vehículo y luego otro, las mediciones se hacen ahora en la mitad de tiempo y se completan en apenas unos días.

Los robots llevan dos sensores que graban los puntos de referencia y luego capturan áreas individuales de aproximadamente 31 x 31 pulgadas (80 x 80 cms.) cada uno.

Esto se combina para formar un escaneo de todo el vehículo. El análisis de los datos revela muy pronto cualquier desviación, lo que permite a los especialistas en integración técnica del Departamento de Producción tomar las medidas necesarias enseguida.

El escaneo en 3D puede automatizarse completamente y realizarse fuera de las horas punta o de noche, con lo que la célula de medición puede utilizarse a pleno rendimiento.

Con los resultados entregados rápidamente, los ciclos de actualización son más cortos o innecesarios. Los datos de medición y análisis se comparten online con la red de producción y también están disponibles para el responsable de la planta de producción en serie como ayuda para sus preparativos.

La célula de medición óptica completamente automática está ganando cada vez más importancia dentro de BMW Group.

Esta tecnología se ha utilizado con éxito en la fabricación de herramientas en Múnich desde 2015 para la medición completa de piezas individuales de placa de metal, así como para la inspección de herramientas.

BMW Group está explorando actualmente el uso de la medición óptica automatizada en sus fábricas de automóviles.