Sube la morosidad en deudas de autos y estudios

Sube la morosidad en deudas de autos y estudios
Se estima que los universitarios graduados esta primavera deben un promedio de $37,000 dólares. /GETTY IMAGES

Los hipotecados, endeudados con una línea de crédito avalada por su casa (HELOCs) y quienes tienen tarjetas de crédito están, en general, gestionando cada vez mejor sus obligaciones de devolver lo que deben. Así lo indica en un informe pormenorizado la Reserva Federal de St. Louis referente al primer semestre. Es algo que coincide con la mejora del mercado laboral, la (lenta) recuperación de la crisis y una posición más conservadora con la deuda tras la recesión causada por el crédito.

Pero hay dos tipos de deuda en los que, a pesar de todo, está subiendo la tasa de morosidad: los hechos para comprar autos y a estudiantes.

El ritmo de crecimiento de la morosidad en la deuda de carros fue un 0.12% mayor en el primer trimestre del año para quedar en el 3.3%. No es tan elevada como en la estela de la recesión (cuando se llegó al 5%) pero su crecimiento, en estas circunstancias económicas y tras la historia reciente, preocupa a los analistas. Algunos grupos de apoyo a los consumidores están alarmados por el hecho de que los préstamos para comprar carros, que empiezan a perder valor en el minuto que dejan el concesionario, tienen una duración cada vez más larga para parecer más accesibles a los acreedores.

La morosidad  también subió en ese mismo trimestre y en igual porcentaje en los créditos estudiantiles, una de las categorías de deudas que más ha crecido en los últimos años. “Lo malo de esta morosidad es que probablemente no refleja la profundidad del problema porque muchos estudiantes están en periodo de gracia o difiriendo sus pagos”, explican los autores de este informe, el economista jefe del Centro de Estabilidad Financiera de este banco de la Fed, Don Schlagenhauf, y el analista Lowell Ricketts.

La edad más crítica

Las personas entre 41 y 55 años de edad están teniendo más problemas con la deuda que el resto, según el informe de morosidad en el primer trimestre. Son los que más atrasados están en la devolución de sus préstamos hipotecarios, en sus tarjetas de crédito, en el contraído para comprar autos, en las líneas de crédito y curiosamente también están atrasados en préstamos de estudiantes.

En este último tipo de morosidad hay más personas entre 31 y 40 años de edad, como es lógico, pero el segundo grupo demográfico más afectado es el de 41 a 55 años. Los autores del análisis especulan que este crecimiento “represente a los miembros de la familia que co-firman los préstamos de estos jóvenes endeudados”.

Tarjetas

El número de cuentas de tarjetas de crédito ha caído sustancialmente, explican los economistas de la Fed de St. Louis “y los que aún las tienen parece que están haciendo mejor uso de ellas”.