¿Qué es ese olor durante tu menstruación?

Durante el periodo menstrual hay un olor característico, pero cualquier variación puede indicar la necesidad de visitar al médico
¿Qué es ese olor durante tu menstruación?
El mal olor durante la menstruación indica que debes acudir a tu médico cuanto antes.
Foto: Shutterstock

Para muchas mujeres, la menstruación no es sólo un momento muy difícil cada mes, sino también un tema tabú. Aunque existen ya algunas corrientes que tratan de convencernos de ver la menstruación como algo natural e incluso ritualístico -pues implica fertilidad no sólo biológica sino emocional e intelectual-, para algunas es complicado verla así.

Sin embargo, algunas señas durante el periodo menstrual conllevan mucho más que molestias e incomodidades; esas señas pueden revelar que algo no anda bien con tu salud. De acuerdo con Taraneh Shirazian, doctora y asistente de profesor en el Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Nueva York, cualquier olor diferente al habitual durante tu periodo menstrual puede se indicativo de infecciones u otros padecimientos.

La sangre menstrual tiene un olor característico porque contiene otras sustancias como bacterias, moco vaginal y tejido, pero “el olor de un periodo saludable no debe ser como de pescado”, aseguró la experta en entrevista con el sitio Refinery 29.

Un olor a pescado puede indicar que existen infecciones vaginales secundarias, como vaginosis bacterial, condición que puede facilitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual, de acuerdo con la especialista.

menstruacion

La doctora Shirazian señala que si durante tu periodo menstrual notas un aroma anormal, como a pescado, comezón o dolor al orinar, debes acudir de inmediato con tu ginecólogo para un diagnóstico especializado.

Para mantener tu higiene íntima y evitar este tipo de afecciones, la experta recomienda lo siguiente:

  • Mantén el área lo más seca y limpia posible; para ello, cambia tu tampón, toalla o copa menstrual con la regularidad necesaria.
  • Usa ropa interior de algodón y evita la que sea demasiado ajustada, al menos mientras dura tu periodo.
  • Evita a toda costa las duchas vaginales: además de generar más infecciones, incrementan los malos olores.