Río 2016: Seña obscena, la cábala de un nadador canadiense de la que todo mundo habla

Santo Condorelli es quien ha llamado la atención en el Centro Acuático

Para nadie es un secreto que los deportistas de alto rendimiento suelen tener ciertas creencias respecto a algunas supersticiones o cábalas, lo cual les hace practicar una serie de ritos para atraer el éxito y la buena suerte, justo antes de entrar en acción.

Precisamente, esta premisa ya se ha hecho presente en Río 2016, para ser más exactos en el Centro Acuático, en donde un nadador canadiense se ha convertido en un fenómeno viral por su peculiar rito minutos antes de iniciar una competencia.

Se trata de Sandro Condorelli, representante de la delegación de Canadá, quien justo en su debut en la prueba de natación, realizó una seña obscena hacia la grada que dejó atónitos a los presentes.

Resulta ser que para Sandro, este gesto que es mal visto por la mayoría, es un ritual que practica desde hace varios años para tratar de conseguir la victoria.

El nadador justamente levanta el dedo medio de la mano en dirección a su padre, quien también es su entrenador, y él le regresa la seña.

“No tratamos de hacer enojar a nadie, es una tradición que tenemos, yo también veo cuando me da la señal y eso me da tranquilidad. Practicar deportes se trata de estar en paz”, comentó el deportista de 21 años, en una entrevista para la CBC.