Usain Bolt confirma en Río que es “el hombre más veloz del mundo”

Por tercera vez consecutiva en unos Juegos Olímpicos, el jamaicano se impuso en la prueba de los 100 metros

Usain Bolt se convirtió hoy en el primer atleta de la historia que conquista tres títulos olímpicos consecutivos de 100 metros, al imponerse en la final de los Juegos de Río con un registro de 9.81.

Ninguno de sus rivales fue capaz de hacerle sombra, pese a que hace solo un mes había tenido problemas físicos. El estadounidense Justin Gatlin volvió a colgarse la medalla de plata con 9.89 y el canadiense Andre de Grasse completó el podio con 9.91.

En un estadio Olímpico por vez primera en tres días repleto (56.000 espectadores) en su honor, Bolt se ganó al público brasileño, que le admitió como ídolo propio y coreó su nombre las tres veces que compareció en la pista, en tanto que abucheó con fuerza a Gatlin cada vez que apareció en pantalla.

Con once títulos mundiales a sus espaldas, Bolt eleva a siete su colección de medallas olímpicas y logra el primero de los tres objetivos que se ha propuesto en los Juegos de Río. Ahora le quedan los 200 metros y el relevo 4×100 para rematar su triple-triple olímpico.

//platform.twitter.com/widgets.js

Hora y media antes, Bolt ya había sembrado el pánico entre sus adversarios, a los que infligió una primera derrota psicológica. Ganó la segunda semifinal con una marca de 9.86 -su mejor registro del año- pese a ser el más lento en la salida y bajar los brazos en los últimos metros al comprobar que nadie venía por los flancos.

El francés Jimmy Vicaut dominó la primera semifinal con 9.95 y el estadounidense Gatlin, abucheado por un público que no le perdona su pasado (cuatro años suspendido por dopaje) se impuso en la tercera con 9.94.

Bolt llegó a Río en el cuarto puesto del ránking mundial de 100 metros con 9.88, a ocho centésimas de su eterno rival, Justin Gatlin, que fue campeón olímpico hace ya doce años en Atenas, escenario de una amarga experiencia para un Bolt adolescente (17 años) que fue eliminado en la primera ronda de 200.

A partir del martes, empezará a escribir una nueva página, esta vez en los 200 m, su prueba preferida, en la que no descarta batir su récord del mundo.