Bellas sin pasar por el bisturí

Algunos de los mejores tratamientos no invasivos para rejuvenecer la piel del rostro

Bellas sin pasar por el bisturí
El procedimiento de las micro agujas (o needling) es lo más novedoso, particularmente el que se aplica con la inclusión del láser o radiofreciencia.
Foto: Shutterstock

En estos tiempos modernos, cuando la gente busca desafiar en lo posible las huellas del paso del tiempo en el rostro y el cuerpo, cada vez más surgen nuevos procedimientos no invasivos en el campo de la dermatología y la cosmetológica.

No en vano, hoy pululan los centros médicos estéticos que ofrecen limpiezas de cutis, peelings, tratamientos de radiofrecuencia e inyecciones de bótox o ácido hialurónico que —entre otros tratamientos— están permitiendo minimizar la apariencia de pérdida de volumen, flacidez, arrugas, y manchas causadas por los rayos ultravioletas del sol o el proceso natural del envejecimiento.

Estos tratamientos no invasivos son cada día más novedosos gracias a los avances tecnológicos en los equipos de láser o radiofrecuencia y la elaboración de las cremas antiedad.

Los más novedosos

Y entre los últimos tratamientos no invasivos, que permiten postergar la entrada al quirófano para una cirugía plástica, el Dr. Omar Torres —especializado en dermatología— resalta los siguientes:

Micro agujas (Needling) con radio frecuencia

Este tratamiento de rejuvenecimiento, que se realiza con máquinas especiales como la Intesif, consiste en la emisión de radiofrecuencia a través de un láser que en su punta tiene diminutas agujas que penetran hasta las capas profundas de la piel, estimulando el colágeno y la elastina.

“Es fabuloso para tonificar la piel, sobre todo la de la zona alrededor de boca y ojos, el cuello y los párpados también”,  detalla el dermatólogo, basado en Nueva York.

El especialista aclara que el tratamiento de párpados con las micro agujas con radiofrecuencia no es igual que el de una blefaroplastia (cirugía invasiva para subir los párpados caídos), pero “mejora notoriamente la apariencia de éstos”.

Este tratamiento de antienvejecimiento ofrece muy buenos resultados en quienes tiene cicatrices de acné en su rostro y desean eliminarlas. “En estos casos se necesitará desde un par a cinco tratamientos para ver los resultados”, especifica el galeno.

Los costos promedios por sección del micro agujas están entre los $300 y $600, y el de micro agujas con radiofrecuencia es de $1,000.

Thermage o thermalift

Este tratamiento consiste en aplicar energía de radiofrecuencia controlada para calentar las capas internas de la piel y estimular la red de fibras de colágeno natural que le dan su forma y estabilidad.

Aunque el Thermage (o thermalift) se aplica más comúnmente en el rostro, éste se puede usar también para tensar y tonificar la piel de alrededor del abdomen.

Las madres que quedaron con la piel floja en área del estómago como resultado de los embarazos acuden al tratamiento “Tummy thermage” que ofrece buenos resultados, al igual que las personas con problemas de obesidad que bajaron de peso.

Este tratamiento también se utiliza para tratar glúteos y muslos, con buenos resultados. El costo promedio de cada sección oscila en los $1,000.

Inyecciones de ácido hialurónico

shutterstock_379578976 (1)

Este procedimiento, conocido en inglés como “hyaluronic acid filler”, son los preferidos de las artistas de Hollywood y consisten en inyectar este gel en los surcos o áreas del rostro que han perdido el colágeno y su volumen graso y óseo natural con el paso del tiempo.

“Con las inyecciones del ácido hilaurónico restablecemos el volumen perdido”, asienta el Dr. Torres. “Y este se usa usualmente en los dos tercios inferiores de la cara, ya sea para rellenar las líneas nasolabiales, labios y pómulos”.

En algunos casos se utiliza para rellenar las marcas del ceño fruncido y en el párpado inferior para remediar el problema de las ojeras. El tiempo de duración de estos rellenos faciales varían de persona a persona, así como de la marca del ácido hilaurónico que se utilizó.

Su rango de duración es de seis meses a dos años (dependiendo, como se dijo de su marca) y su costo por sección va de $600 a $800.

Cremas con nuevas tecnologías

La cremas faciales modernas, que están elaboradas con nuevas formulas y tecnología de fácil absorción, protección y nutrición, también están ayudando a demorar la aparición de arrugas, flacidez y manchas que se da con el paso del tiempo.

“Hoy tenemos en el mercado cremas fabulosas con nueva tecnología y mezcla de ingredientes [entre ellos el protector solar],  como es el caso de la Regenerist Micro-Sculpting con SPF 30 de Olay, que posee además unas vitaminas y péptidos que estimulan el colagéno de la piel, reduciendo la apariencia de arrugas finas”, concluye el dermatólogo.