Elecciones en California: Proposición 63, Control de armas y municiones

 Proposición 63: Control de armas y municiones
Elecciones en California: Proposición 63, Control de armas y municiones
Los partidarios de Prop. 63 argumentan que en la actualidad cualquier persona con antecedentes violentos puede comprar municiones.

Este 8 de noviembre los californianos se encontrarán en las urnas con una larga lista de proposiciones. La descripción de estas muchas veces puede ser complicada y difícil de entender, provocando la frustración de los votantes que, en algunos casos dejan la opción en blanco, y en otros, votan sin estar completamente seguros de su decisión.

En esta serie sobre las elecciones en California, La Opinión te describe las proposiciones en términos simples, para que puedas tomar tu propia informada decisión.

Proposición 63: Verificación de antecedentes en compras de municiones y prohibición de recámaras de cartuchos de capacidad grande

Conocida como Seguridad Para Todos, la iniciativa fue propuesta por el Teniente Gobernador Gavin Newsom, candidato para gobernador del estado en 2018.

“Ya tuvimos suficientes masacres, muertes, lágrimas y odio, es hora de actuar y salvar vidas. La iniciativa Seguridad para Todos le da a los votantes la oportunidad de mantener las armas y las municiones fuera del alcance de personas violentas y peligrosas”, indicó Newsom en una declaración. “EEUU tiene demasiadas armas y demasiado odio y el resultado es la masacre de Orlando y docenas de muertes cada día, causadas por armas de fuego”, agregó.

Aquellos que votan que “Sí” a esta iniciativa, votan a favor de que se prohíba la posesión de recámaras grandes para municiones, que deberán ser desechadas. También requiere autorización y verificación de antecedentes del Departamento de Justicia de California, para poder comprar municiones.

De ser aprobada la iniciativa, la mayoría de las municiones deberán comprarse a través de vendedores licenciados y dichas compras se reportarán al Departamento de Justicia. La iniciativa propone que se reporten a la ley los robos de armas y municiones, y prohíbe su posesión a aquellos que hayan estado presos por haber robado una.

Sus partidarios argumentan que cada año, más de 32,000 norteamericanos mueren víctimas de armas de fuego, y que en la actualidad, una persona con una enfermedad mental o un criminal puede comprar municiones en cualquier tienda, sin tener que dar explicaciones. Entre sus defensores figuran el sindicato SEIU de California, el Centro Legal para Prevenir Violencia de Armas, la Liga de Mujeres Votantes y la Federación de Maestros de California, entre otros.

Gavin Newsom, Teniente Gobernador y candidato a gobernador en 2018 propuso la iniciativa.
Gavin Newsom, Teniente Gobernador y candidato a Gobernador en 2018 propuso la iniciativa.

“Los californianos creen en más libertades civiles, no menos”, argumentó en cambio Chuck Michel, co-presidente de la Coalición para Mayores Libertades Civiles/No 63, la organización líder que se opone a Prop. 63. “La maniobra política de Gavin Newsom va a fracasar porque no hace nada para evitar el próximo ataque motivado por ISIS”, opinó.

Los detractores de la iniciativa opinan que Prop.63 hará sentir como criminales a los dueños de armas de fuego. Argumentan que, de aprobarse, los vendedores de municiones deberán pagar una suma extra para que los autoricen a venderlas, y que convertirá en crimen que amigos compartan municiones entre sí.

Entre las asociaciones que se oponen a esta medida figuran la Asociación de Rifles y Pistolas de California, la Asociación Nacional del Rifle y la organización de Dueños de Armas de California, entre otras.

Para más información a favor de Prop. 63: safetyforall.com

Para información en contra de Prop. 63: http://stoptheammograb.com