¿No te gustó tu date? Con esta app podrás huir y arreglar otra al instante

Conocer gente a través de una foto hace que crezca el riesgo a no ser compatibles, por suerte, ya hay programas que se ocupan del mal momento
¿No te gustó tu date? Con esta app podrás huir y arreglar otra al instante
No tienes que mentir por convivir.
Foto: Shutterstock

¿Estás mirando el reloj y calculando cuánto más tienes que aguantar? Si queda mal levantarse de nuevo para ir al baño, o mirar el celular por abajo de la mesa es porque tu cita resultó terrible. Con el auge de las aplicaciones como Happn y demás, estas situaciones pueden volverse cada vez más corrientes hoy en día, ya que entre tanto swipe, poke o saludo, puedes dar con alguien compatible -o con el que pases un momento entretenido como mínimo- o un verdadero clavo.

Lo cierto es que hasta que no estás en la situación no hay forma de anticipar si la química estará o no, si la conversación prosperará, e inclusive, aún cuando todo indicaba que la cita podía ir bien, una cosa es hablar por mensaje y otra muy diferente es hacerlo en persona. En definitiva, siempre hay margen para fracasar.

A su vez, con la instantaneidad y fluidez en la comunicación, la falta de privacidad dados los nuevos códigos (un completo extraño puede tener tu nombre, tu contacto o tu celular) y otras complejidades de época, la etiqueta para estas situaciones se vuelve difusa. ¿Conviene decirle la verdad a alguien que casi no conocemos o es mejor una mentira piadosa? ¿Hay que aguantarse hasta que termina el suplicio por cortesía o hay que huir tan rápido como sea posible? ¿Está mal querer aprovechar la salida para una segunda opción?

Las ventajas de tener un plan B

A no desesperar, parece que por para cada problemática que genera la tecnología, también produce una solución. Olvídate de hablar con una amiga para que te socorra con un llamado salvador en caso de que la cena sea un sopor. Ahora puedes recurrir a una aplicación que te propone zafar y encima doblar la apuesta. ¿Cómo es esto? Doble o nada es lo que te proponen los creadores de Bad Online Date (BOD), una app que en tiempo real te sugiere un backup para revertir el curso de la velada. con otra persona.

Asimismo, ante la abundancia de posibilidades y la idea de que todo esté al alcance de la mano y sea customizable, ser la opción “B” de alguien no parece molestarnos demasiado. Después de todo, la cultura viene flexibilizando los estándares relacionales y hay menos prejuicios en torno a los encuentros casuales.

Sin embargo, cuanto más se incrementa el pool de opciones, más chances hay de clavarte. Por eso el sentido utilitarista y práctico de los creadores de BOD resuena con las nuevas generaciones, precisamente porque toca una cuerda sensible vinculada a la relación entre el gasto de recursos personales y el resultado obtenido.

“Con las capacidades de las tecnologías modernas, la industria de las citas tiene la responsabilidad de ayudar a la gente a hacer un mejor uso de su tiempo, dinero y energía, cosas que se malgastan en una mala cita”, explica tajante aunque con cierto tino Jennifer Kelton, CEO de BOD. “La idea es darle el control a cada persona sobre sus citas“.

De acuerdo a Kelton, aproximadamente el 11% de los estadounidenses utilizan esta clase de servicios y aplicaciones online, y por tanto millones de personas corren el potencial riesgo de tener malas citas, lo cual sólo los desanima más e impacta negativamente en su autoestima.

Entre la foto y la chispa de la vida real, un abismo
Entre la foto y la chispa de la vida real, un abismo

Sálvese quien pueda

De este modo con tecnología de geolocalización, la misma que funciona para apps como Tinder y Happn, puedes encontrar otras personas que también estén en la misma que tú y darle un segundo chance a la noche. Los usuarios de la aplicación pueden activar el “Date Mode” para ver quiénes están en una situación similar en las cercanías y buscando un plan b, enviarles un mensaje y ver si hay interés en concertar una rápida, espontánea y salvadora segunda cita.

BOD también ofrece servicios tradicionales como cualquier otro servicio de este estilo, consejos para romper el hielo y un sistema de chat. Pero claramente es su función como salvador en malas citas lo que lo distingue de sus competidores. Lo que sí, podremos dejarle a la tecnología la tarea de encontrarnos otro plan, pero no la de romper los silencios incómodos o anunciarle a nuestro circunstancial acompañante que tenemos que irnos. Esto queda, al menos por ahora, en nuestras manos.

Más info: https://twitter.com/badonlinedates

– Laura Marajofsky