Así funcionan las inyecciones contra las alergias… sin agujas

Ahora ciertas alergias estacionales pueden tratarse con una pastilla que se pone debajo de la lengua

Así funcionan las inyecciones contra las alergias… sin agujas
Foto: Shutterstock

Si las alergias estacionales al polen de pasto o la ambrosía (ragweed) te están haciendo sentir miserable esta temporada, tienes otra opción: la inmunoterapia sublingual. Esta consiste en colocarse debajo de la lengua una tableta soluble que contiene extractos purificados de los alergenos dañinos.

El tratamiento es similar a las inyecciones contra las alergias, pero sin la aguja. El alergólogo te receta pequeñas dosis del alergeno, en forma de tableta que mantienes bajo la lengua durante uno o dos minutos y después te la tragas. Con unas cuantas semanas de este tratamiento, refuerzas tu tolerancia a los alergenos y, con el tiempo, las reacciones disminuyen considerablemente.

Las primeras veces, el alergólogo querrá que tomes el tratamiento en su consultorio, al igual que como con las inyecciones, para asegurarse de que no haya efectos secundarios. Pero después de eso, podrás hacerlo en tu casa.

El tratamiento recetado actualmente está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para personas que sean alérgicas al polen de pasto o a la ambrosía, según el Colegio de Alergias, Asma e Inmunología de Estados Unidos. Tampoco está aprobado para mayores de 65 años y tiene advertencias de posibles reacciones alérgicas graves.

Aunque algunos médicos usan gotas en lugar de tabletas contra una amplia gama de alergenos, como ácaros del polvo, caspa de gato y polen en polvo, ese enfoque todavía está en estudio y no tiene la aprobación oficial de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

La terapia sublingual se considera generalmente solo cuando se tienen síntomas de alergia frecuentes y molestos que no se alivian con aerosoles nasales antihistamínicos y de esteroides, y no se quiere recurrir a la inmunoterapia tradicional, como son las inyecciones contra la alergia.

– Sari Harrar