Conmebol debate por la América Champions League en conjunto con Concacaf

En buenos Aires también se discute la posibilidad de una final única en la Copa Libertadores

El juego de fuerzas del fútbol sudamericano tendrá este jueves a Buenos Aires como el ojo de la tormenta porque habrá dos reuniones que se realizarán en paralelo: por un lado Conmebol completará en el hotel Four Seasons su sesión, mientras que en el hotel Savoy se producirá el octavo cónclave de la Liga Sudamericana de Clubes, con su flamante presidente Daniel Angelici.

Según confirmaron a LA NACION de ambos espacios no habrá encuentro a lo largo del jueves y que ambos cónclaves correrán por “universos paralelos”, aunque ocurrirán en la misma ciudad apenas a 3,3 kilómetros de distancia.

En el hotel Savoy, el flamante presidente electo en la última reunión de Montevideo, Daniel Angelici será anfitrión de los clubes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Peru, Uruguay y Venezuela.

Luego de confeccionar su estatuto y designar su estructura interna, los clubes debatirán sus demandas a la Conmebol, cuyo principal reclamo es económico y supone un mayor reparto de las ganancias de los torneos continentales de la región. Luego será el turno del pedido de una cita formal en Asunción.

Además, los representantes de esta Liga pondrán sobre la mesa por primera vez la oferta de la empresa Media Partners & Silva Limited para realizar desde 2019 la Americas Champions League, una competencia planteada por fuera de la órbita de Conmebol y Concacaf, que desafía a las autoridades continentales.

En paralelo y sin citar a los representantes de esta Liga para “no darles entidad”, el Comité Ejecutivo de la Conmebol completará su segunda jornada de trabajo con un temario abierto pero que en la jornada matutina tiene en carpeta analizar esta situación de la Liga Sudamericana de Clubes y su injerencia a futuro.

Ayer, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez en su exposición denominada “Cuentas Claras” dejó un claro mensaje a los clubes al expresar: “En el pasado, el fin era el dinero y el fútbol era el medio pero en la nueva Conmebol tenemos claro que nuestro fin como institución es desarrollar el fútbol sudamericano y que el dinero es un medio, por eso en 2016 reinvertiremos 91% de los ingresos generados en el deporte”.

Además de anunciar la evaluación de una reorganización de las competencias continentales de clubes, fundamentalmente las Copas Libertadores y Sudamericana, la estrategia de la Confederación Sudamericana es potenciar estos productos para dejar sin efecto los reclamos futuros. La idea es que la Libertadores y la Sudamericana tengan finales únicas como la Champions y la Europa League y que en un futuro próximo sean también competencias anuales que convivan en el tiempo.

Una lucha de poderes que recién empieza y que tendrá hoy en Buenos Aires un capítulo de esos intensos de dos actores que estarán cerca pero que se ignorarán.