Exigen en México educación sexual desde preescolar

Pero el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, afirma que este tema no se abordará con los preescolares

MÉXICO – A los niños del jardín de niños  no se les debe enseñar sobre anticonceptivos, mucho menos sobre el coito o la complejidad del enamoramiento adulto. No. No es lo que solicita un grupo de expertos en sexualidad que promueven una educación “laica y científica” sobre la sexualidad en México.

Pero sí se debe comenzar por otras cosas, advierten.

Proponemos una educación sexual gradual  desde temprana edad, que los niños reconozcan las partes de su cuerpo y que deben ser respetados porque si a esa edad alguien viene y los toca primero se confunden y luego viene el desastre”, dijo José Ángel Aguilar, director de la asociación civil Democracia y Sexualidad.

Aguilar y tres representantes más de organizaciones estudiosas del tema expusieron en conferencia de prensa su preocupación por las recientes declaraciones del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, quien dijo que no habrá educación sexual para los preescolares (aunque nunca la ha habido) y porque en los planes de estudio para educación básica en general  observan”grandes retrocesos”.

Por ejemplo no se menciona claramente por su nombre a los genitales o a los anticonceptivos y en su lugar se usan eufemismos como derechos sexuales o reproductivos. “Si esto se traduce en un programa real de estudios va a ser un acto criminal”, consideró Eusebio Rubio, del Consejo Directivo de la Asociación Mundial  de Sexología.

El ideal, según este editor asociado de la revista Journal of Sexual Medicine, es que a lo largo de la educación básica se enseñara a los niños poco a poco -según su edad y etapas de desarrollo- además de la sexualidad de manera científica, la sexualidad en el placer, en el amor (que no cometan imprudencias la primera vez que se enamoran) y en la diversidad sexual.

Organizaciones conservadoras en el país se han opuesto a que se incluya en los libros de texto temas como la homosexualidad porque consideran que incluye en la formación sexual de los niños.

Aguilar se opone: “entendemos que no se va a hablar a los más pequeños del kamasutra, por pero sí se tiene que explicar que hay niños que no son tan masculinos o femeninas y aún así se deben respetar y no por eso se van a volver gays“.

Esther Corona, de la Asociación Mundial de Sexología dijo que México ha tenido “altibajos” en la calidad de la enseñanza en al educación sexual. Recordó los años 90 del siglo pasado como “muy avanzada” y reconoció un peligro en los últimos tiempos. “Hay una estrategia en contra de la educación sexual no solo en México sino en todo el mundo: recientemente lo vimos en Colombia y Panamá”.

Las consecuencias de esa desinformación, dice, tienen nombre y apellido: sólo en este país 400, oo0 embarazos adolescentes cada año.