Elecciones en California: La proposición 61, ¿abarataría o no los precios de las medicinas?

Ordenaría que el estado de California y las farmacéuticas negocien los precios de los medicamentos por lo menos igual o menos de lo que paga el Departamento de Veteranos
Elecciones en California: La proposición 61, ¿abarataría o no los precios de las medicinas?
La Proposición 61 propone cambiar los precios de las medicinas en California.

Cuando los votantes tengan en sus manos la boleta electoral de noviembre, tendrán que decidir si votan a favor o en contra de una medida estatal que tiene que ver con los excesivos precios de los medicamentos. La intención es reducir los costos pero los opositores consideran que podría tener el impacto contrario, un aumento en los precios, y hasta hacer inaccesible algunas medicinas.

La proposición 61, conocida como el Acta de Alivio para los Precios de los Medicamentos obligará al estado de California a negociar con las compañías farmacéuticas precios que no sean más de los pagados por el Departamento Federal de Veteranos (DVA), el cual es conocido por pagar los precios más bajos de la nación. Entre un 20 y 24 % menos que el plan Medicare parte D.

Roger Salazar, portavoz del sí a la medida 61 dijo que tienen un fuerte apoyo de los votantes latinos. En un sondeo conducido por Tulchin Research, 72% de los latinos votaron a favor, dijo.

“Hay un deseo fuerte entre todos los votantes de hacer algo contra los escandalosos altos precios de los medicamentos y la comunidad latina no es la excepción”, expuso. “Sabemos lo difícil que es cuidar a nuestro seres queridos enfermos y la especulación de precios de las compañías farmacéuticas daña a nuestra comunidad más que a ninguna otra”, expuso.

Anticipó que el estado de California puede ahorrarse entre 800 millones y mil millones de dólares por año con esta medida. “Este dinero puede ir a otros programas y servicios vitales para la comunidad latina”, enfatizó.

Para los opositores, se trata de un esquema engañoso, profundamente malo para los pacientes, dañino para los veteranos y caro para los contribuyentes.

Aseguran tener más de 130 grupos de su lado entre defensores de los pacientes, doctores, clínicas, veteranos, negocios, sindicalistas y muchos otros como el Sistema de Empleados Públicos Jubilados de California (CalPers).

Puede  impactar el cobro de Medical por el programa de servicios, y afectar la capacidad de los doctores para proveer los medicamentos más efectivos a sus pacientes“, dijo Kathy Fairbanks, portavoz de la campaña No a la proposición 61.

Dijo también que los grupos de contribuyentes se oponen porque temen que puedan surgir demandas en contra del estado de California y porque no saben cómo va a funcionar en el mundo real. “No es una medida simple, tiene muchos tentáculos y consecuencias no previstas”, observó Fairbanks.

Y se trata de una negociación entre el estado y las farmacéuticas, en el que una de las partes puede salirse y California podría tener que pagar precios aún más altos”, consideró.

Señalaron que Michael Weinsteing, el autor y promotor de la proposición 61, quien es presidente de la Fundación de Cuidado de Salud AIDS (AHS) ganó más de 1,000 millones de dólares el año pasado para vender medicamentos y opera un HMO, un plan de Medi-Cal, el cual está exento de tener que cumplir con la medida.

Un reporte de la no partidista e independiente Oficina de Analista Legislativo hecho el 10 de mayo, indica que la medida podría poner en riesgo los reembolsos complementarios que el Departamento de Servicios de Cuidado de la Salud del Estado (DHCS) colecta de las farmacéuticas. Por lo tanto, la medida podría aumentar el gasto del estado en los medicamentos recetados. Es decir, que generaría que suban los precios de las medicinas recetadas por el estado y el acceso se dificultaría.

La proposición 61 sólo se aplicaría a ciertos programas de gobierno del estado, a los empleados de gobierno y presos de las prisiones estatales. Más de 80% de los californianos quedarían excluidos, incluyendo más de 10 millones de pacientes de bajos ingresos de Medi-Cal, 20 millones de californianos con seguros de salud privados y Medicare, 1.4 millones que están en Covered California, entre otros.