Cuatro errores comunes al navegar en la red que te pueden costar la cárcel

Pueden parecerte inocentes, pero algunas personas en el mundo ya lo han experimentado en carne propia
Cuatro errores comunes al navegar en la red que te pueden costar la cárcel
¿Estarás cometiendo algún delito al navegar?

Ante la profusión de fraudes, delitos y amenazas cibernéticos las autoridades en el mundo tratan de prevenir que los crímenes por internet ocurran, de manera que -aunque parezcan exageradas-, algunas medidas pueden colocarte en una situación delicada con las autoridades.

Te comentamos algunas de estas circunstancis para que no te metas en problemas sin querer:

Escribir mensajes violentos. Nunca sabemos quién puede estar observando los mensajes que escribimos en las redes sociales, pero aunque sean de broma, los mensajes racistas, violentos o amenazantes pueden meterte en problemas. Un ejemplo: hace unos años dos jóvenes ingleses tuiteaban sobre su próximo viaje a EEUU. Leigh Van Bryan escribió para preguntarle a una amiga: “¿Estás libre esta semana para una rápida conversación antes de que me vaya y destruya América?” Fue suficiente para ser interrogado por 5 horas por la policía.

Borrar los historiales de tus navegadores. En algunas investigaciones sobre crímenes cibernéticos, el historial es fundamental. Si alguna persona es inculpada por un delito cibernético, el historial puede ser la clave para demostrar su culpabilidad o su inocencia. De hecho, en India hubo un intento de crear una ley para obligar a los usuarios de internet a mantener su historial por al menos 3 meses, pero no fructificó.

hacker

Tener una mala contraseña de WiFi. ¿Cómo una contraseña débil de internet puede llevarte a la cárcel o a un espisodio desagradable con las autoridades? Simple: si algún vecino roba tu señal y la usa para cometer ilícitos, como descargar pornografía infantil o realizar algún fraude, las autoridades podrían requerirte para largos y nada agradables interrogatorios.

Navegar en otros países como lo haces en tu país. Algunos países en el mundo tienen leyes muy específicas en torno a la navegación en internet. Estos son algunos de los que tienen las reglas más inusuales y en los que deberías extremar cuidados al navegar:

  • En Tailandia hacer comentarios contra el rey es un delito que se castiga con prisión.
  • En Irán, bailar y grabarte en un video para luego difundirlo en internet es un delito que se castiga con varias decenas de latigazos y cárcel.
  • En Etiopía, usar servicios de voz por Internet, como Skype, está prohibido. Punto.
  • En varios países del mundo jugar juegos de azar en línea es ilegal y también traducir, en fragmentos o en su totalidad, libros considerados prohibidos en el territorio en cuestión.