Mexicano importa cada vez más carne de cerdo

"Entran cantidades desmedidas y de mala calidad que terminan compitiendo de manera desleal"
Mexicano importa cada vez más carne de cerdo
El Departamento de Agricultura de EEUU proyectó que en 2017 México será el principal importador mundial.

MÉXICO.- Al mexicano le gusta comer carne de cerdo. Carnitas fritas, costillas en salsa verde, tacos de maciza que suman alrededor de 17 kilos de consumo promedio anual por persona que el país no produce. O produce para exportación a Estados Unidos, Canadá y China.

El resultado es una demanda que satisface su principal socio comercial con déficit a favor de EEUU. Esto implica que mientras desde aquí salen 5,000 toneladas, desde allá llegan 55,000.

“Entran cantidades desmedidas y de mala calidad que terminan compitiendo de manera desleal”, dijo José Luis Karam, presidente de la Confederación de Porcicultores Mexicanos desde 2014.

Desde entonces y a la fecha, la importación ha seguido en aumento al punto que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos proyectó que en 2017 México será el principal importador mundial de carne de cerdo superando a China y Rusia.

Antonio Sánchez, de grupo Norson, afirma que la importación se debe a la alta demanda y la producción local insufiente. Por ello la Secretaria de Economía declaró desde diciembre antepasado un cupo de aranceles libres de impuestos para evitar un desabasto.

Pero la demanda podría profundizarse porque la Organización Mundial de la Salud declaró el pasado 3 de junio que México está libre de la Fiebre Porcina Clásica por lo que podrá exportar 200,000 toneladas, principalmente a Japón y Corea o aumentar sus ventas a China.

El desabasto comenzó a verse ya como  un negocio. Productores como Grupo Kuo, anunció recientemente una inversión por alrededor de 1,000 millones de dólares para abrir 650 carnicerías especializadas en todo el país.

Planea expandir su producción hasta en 65% con 120,000 vientres para empujar el negocio dado que el país incluso firmó por esas fechas otro convenio con España para importar el cárnico popularizado justamente por aquel país durante la colonia.