Un servicio como Uber, ¿pero solo para mujeres?

En California, ya es una realidad
Un servicio como Uber, ¿pero solo para mujeres?
La app See Jane Go está ideada para empoderar a las mujeres y garantizar su seguridad (Foto: Cortesía See Jane Go)

La aplicación para teléfonos inteligentes See Jane Go está orientada hacia las mujeres y se plantea como una opción más cómoda y segura para las pasajeras y conductoras, en comparación con otros servicios similares como Uber o Lyft.

Fundada por William Jordan, pretende ofrecer un nivel de seguridad que las otras plataformas, salpicadas de escándalos, no tienen.

Cuando su hija Savannah, de 18 años, manifestó su interés por utilizar o incluso trabajar como conductora para Uber o Lyft, ninguno de los dos se sintió cómodo con la idea de que la joven viajara con o llevara a hombres desconocidos en su vehículo. Así surgió la idea de crear un servicio en el que tanto las pasajeras como las conductoras fueran mujeres.

William y Savannah Jordan el dúo padre-hija detrás de la app (Foto: Suministrada)
William y Savannah Jordan el dúo padre-hija detrás de la app. (Foto: Suministrada)

Tan solo alrededor de una cuarta parte de los conductores de Uber o Lyft son mujeres, las cuales quedan excluidas de esta economía compartida. Además, ha habido numerosos reportes de agresiones sexuales hacia pasajeras que utilizaban estos servicios.

El sitio web Who’s Driving You recopila incidentes relacionados con el uso de Uber (no solo de naturaleza sexual, sino también secuestros o agresiones físicas), y recientemente la compañía se vio envuelta en una gran polémica cuando el portal BuzzFeed News publicó unas capturas de pantallas del servicio de atención al cliente de Uber que mostraban que las quejas relacionadas con violaciones o acoso sexual se contaban por miles.

Uber registra miles de quejas por agresiones y acoso sexual a pasajeras
Uber registra miles de quejas por agresiones y acoso sexual a pasajeras. (Foto: Suministrada)

Aunque la compañía intentó desmentir estas acusaciones, es evidente que tanto Uber como Lyft tienen fallos a la hora de garantizar la seguridad de sus usuarios, sobre todo de las mujeres. Baste de ejemplo el hecho de que ambas compañías se opusieron a una ley que pretendía exigir el registro de las huellas dactilares de los conductores en Austin, Texas, y cuando ésta fue aprobada dejaron de proveer sus servicios en la ciudad.

Las conductoras de See Jane Go, por su parte, deberán presentar su licencia de conducir y se revisarán sus antecedentes penales antes que se les de permiso de conducir el coche. Los coches pasarán una prueba de seguridad de 28 pasos y solo serán aceptados aquellos que tengan 11 años o menos, para garantizar la seguridad de las usuarias. La app ofrecerá la posibilidad de señalar una conductora como favorita para incrementar las posibilidades de que pueda recurrir a usuarias en ocasiones futuras, y de elegir en qué condiciones se prefiere realizar el viaje: en silencio, con música, etc.

La app See Jane Go comenzará a funcionar en septiembre en el condado de Orange y llegará a los Ángeles en dos meses
La app See Jane Go comenzará a funcionar en septiembre en el condado de Orange y llegará a los Ángeles en dos meses. (Foto: Cortesía/See Jane Go)

De forma similar a las otras plataformas, la app funciona con un servicio de localización por el que las conductoras recogen a las pasajeras que lo soliciten en unos tiempos de espera que se estiman en torno a los 10 minutos, y las llevan a un destino indicado previamente por un precio que se calcula no diste mucho del ofrecido por sus competidores.

Se anima a las mujeres a viajar con niños y los hombres también la pueden utilizar, pero solo si van acompañados por una mujer. De lo contrario, su solicitud de transporte se desviaría hacia otra plataforma para que sean atendidos. Además, la compañía ha garantizado que las personas del colectivo LGTB+ no tendrán problemas a la hora de usar la plataforma, pues tendrán en cuenta el género con el que se identifica el usuario.

See Jane Go no es la primera compañía con este planteamiento: Safeher, basada en Boston, se fundó con la misma intención y ofrecerá el mismo servicio en esta ciudad.

La compañía lanzará la app y empezará a funcionar en el condado de Orange este mismo fin de semana, y su intención es expandirse a otras ciudades de California.