Prohibido que los niños jueguen

Residentes de un complejo de departamentos en Highland Park se quejan de discriminación a causa de severas restricciones; se les prohíbe reunirse en grupo y los niños no pueden salir a jugar
Prohibido que los niños jueguen
Inquilinos de Sycamore Park Apartments, en Highland Park salieron de sus viviendas para marchar en el área común en contra de las continuas cartas de advertencia y amenazas de ser desalojados, "de acuerdo a su contrato de arrendamiento". (Jorge Luis Macias, Especial para La Opinion)

Los dueños de un edificio de 55 departamentos enclavado en la zona conocida como “El Hoyo”, en Highland Park, denunciaron que les han prohibido tener fiestas, reuniones de adultos en el único espacio abierto que hay, y todos los niños no puedan salir a jugar en ningún momento.

“Nuestro más grande miedo es que nos quieren desalojar”, dijo Macaria Montano. “En 20 años que llevo viviendo aquí, me han querido echar cinco veces y en las cortes no han podido demostrar nada en mi contra”.

En defensa de los habitantes de Sycamore Park Apartaments, representantes de la Alianza de Californianos para el Poder (ACCE) dijeron que, en el pasado, Bert Corona (1918-2001), el fundador de Hermandad Mexicana Nacional y creador de estos apartamentos, tenía la visión de dedicar su vida al mejoramiento social y político de los mexicanos que viven en Estados Unidos.

“La mayoría de quienes viven aquí son latinos”, dijo Lupita González, organizadora de ACCE. “Bert Corona hacía este tipo de reuniones para enseñarle a la gente cuáles son sus derechos; aquí les había instalado un área de recreo para los niños, pero la desmontaron y ahora hasta hay un área, pero para cuidar perros”.

Los inquilinos desafiaron a la gerente del complejo de departamentos y tuvieron su “taquiza” semanal, la cual les habían sido prohibida en Sycamore Park Apartments. (Jorge Luis Macias, Especial para La Opinion)
Los inquilinos desafiaron a la gerente del complejo de departamentos y tuvieron su “taquiza” semanal, la cual les habían sido prohibida en Sycamore Park Apartments. (Jorge Luis Macias, Especial para La Opinion)

Desafían las reglas

El 26 de mayo de 2016, todos los habitantes del complejo de departamentos fueron notificados por la administración que “ninguna fiesta, reuniones familiares y ningún otro tipo de reunión serán permitidas en el edificio. Esto será motivo de evicción, de acuerdo a su contrato de arrendamiento”.

Prosigue: “Los inquilinos han reportado a la compañía [Barrio Management Inc.] el consumo de alcohol, niños desatendidos y quejas de ruidos. Por estos motivos se prohíben las fiestas en el complejo de departamentos”.

Para manifestar su descontento, decenas de familias se reunieron este sábado en el jardín “prohibido” para todos, instalaron una parrilla, prepararon tacos y aguas frescas y convivieron sanamente como lo hacen cada fin de semana.

“No permitir que los niños jueguen es discriminación”, dijo Lupita González, quien afirmó que ya se presentó  una queja ante las autoridades de vivienda justa de la ciudad de Los Ángeles.

Las leyes federales, estatales y locales prohíben la discriminación en la vivienda en función de tener familias con niños e incluso personas con discapacidades.

“Mi hijo [Ricardo] nació prematuro, tuvo un derrame cerebral, es autista y aquí no puedo empujar su silla de ruedas”, dijo Laura Escobedo. “La rampa siempre está bloqueada por los autos de los hijos dela manager [María González], y nadie puede decirle nada porque enseguida nos manda cartas intimidatorias de que nos va a correr”.

La Opinión intentó hablar con la administradora de los departamentos, pero no quiso abrir la puerta.

Aunque en California, prácticamente todas las unidades de vivienda en alquiler o venta están cubiertas bajo las leyes de vivienda justa, los residentes de “El Hoyo” señalan que vivir en esa área se ha convertido para ellos en “una prisión”.

“¡Ya basta de tanto abuso!, ¡Estamos frustrados!”, expresó Rosa Chávez. “Aquí estamos viviendo peor que si estuviéramos en una prisión”.

"No tenemos intención de desalojar a nadie", dijo Ernesto Corona, director ejecutivo de Barrio Management Inc., administradora de los departamentos donde vive gente pobre. (Jorge Luis Macias, Especial para La Opinion)
“No tenemos intención de desalojar a nadie”, dijo Ernesto Corona, director ejecutivo de Barrio Management Inc., administradora de los departamentos donde vive gente pobre. (Jorge Luis Macias, Especial para La Opinion)

Solución al descontento

Angelina Corona, viuda de Bert Corona y propietaria de Sycamore Park Apartaments, dijo a La Opinión que pondrá “una solución” al descontento en contra de la gerente y revertirá las severas restricciones que ésta ha impuesto.

“Somos latinos, podemos dialogar para encontrar la unidad”, indicó. “Las reglas deben ser iguales para todos y ella debe ser neutral; no sabíamos qué tan serios eran los problemas de los inquilinos”.

Al parecer, la gerente del lugar ha asumido poderes de los cuales no estaban al tanto los propietarios del complejo de apartamentos.

Su hijo, Ernesto Corona, director ejecutivo de Barrio Management Inc. (la empresa que administra el complejo), afirmó que desde 2014 solamente ha registrado cuatro desalojos en Sycamore Park Apartments.

“Fueron personas que se negaron a pagar la renta entre seis y 11 meses”, informó. “Nosotros no tenemos intención de desalojar a nadie”.

El próximo 4 de octubre se efectuará una reunión entre todos los residentes y los dueños.