Propuesta de ley ofrece centro de ayuda para miles de Dreamers en California

La propuesta AB 2009 espera la firma del gobernador Brown; sin embargo ya existe un espacio de apoyo en CSUN
Propuesta de ley ofrece centro de ayuda para miles de Dreamers en California
Estudiantes de CSUN tienen acceso a un centro de recursos para soñadores desde el 2015. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Una propuesta de ley en espera de la firma del gobernador de California Jerry Brown podría brindar espacios de apoyo, consejería y seguridad a miles de estudiantes indocumentados que asisten a instituciones de educación superior en el estado dorado.

La AB 2009—escrita por la asambleísta Patty López— propone que comenzando el año escolar 2017-18 se “requiera” a los colegios comunitarios y universidades estatales de California (CSU) y “solicite” a las Universidades de California (UC) diseñar un Dream Center, un centro de recursos para estudiantes indocumentados en cada una de sus instalaciones.

El lugar ayudaría a estudiantes indocumentados, conocidos como Dreamers, a reunir requisitos específicos “mediante la coordinación de acceso a toda la ayuda financiera disponible y oportunidades académicas”, explica la propuesta.

El centro de recursos en CSUN fue establecido en 2015. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)
El centro de recursos en CSUN fue establecido en 2015. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Para los estudiantes indocumentados de la Universidad Estatal de California, Northridge (CSUN) el centro de recursos  se ha convertido en un segundo hogar y es un lugar donde pueden identificarse sin temor a ser juzgados.

Daniel Martínez, de 22 años, fue excluido de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA)— ley que beneficia a ciertos jóvenes con un seguro social y permiso de trabajo— sin embargo, obtuvo opciones en el Dream Center después de haber quedado con mínimas probabilidades de conseguir un trabajo mientras estudia su carrera de administración de empresas en CSUN.

Osman Bonilla, de 19, dice que el centro le brindó la ayuda necesaria para tener un sentido de seguridad en un sistema de educación superior relativamente nuevo.

“Yo le dije mi situación [legal] a un asesor de CSUN y me recomendó el centro de recursos…ahora me siento bien en este lugar aunque seguimos buscando opciones para nuestra situación”, agregó Bonilla quien cursa la carrera de arte.

María Aispuro, de 23 y beneficiaria de DACA, dijo sentirse completamente cómoda en el centro y esta contenta de poder trabajar como interna.

“Creo que tener un centro de recursos es muy bueno para todos porque muchas veces es difícil darle nuestra información personal a cualquier persona que no sabe nuestra situación”, dijo la joven estudiante de antropología.

Estadísticas revelan que cada año alrededor de 65,000 estudiantes indocumentados se gradúan de la preparatoria pero un porcentaje mucho menor llega a la universidad por la falta de información y/o recursos apropiados.

De izq. a der. Maria Aispuro, Teresa González y Carla Martínez, estudiantes de CSUN e internas en el centro de recursos para soñadores. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)
De izq. a der. Maria Aispuro, Teresa González y Carla Martínez, estudiantes de CSUN e internas en el centro de recursos para soñadores. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

“Para muchos es difícil saber a donde referirse cuando llegan a los grandes campus de las universidades si son indocumentados”, dijo Carla Martínez, beneficiaria de DACA e interna en el centro de recursos de CSUN.

“Aquí les ayudamos con sus aplicaciones para el California Dream Act [ayuda financiera], conseguir pasantías, becas y mucha más ayuda”, agregó.

Organización proinmigrante apoya la medida

El lunes la coalición de derechos para los inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA) urgió al gobernador firme la ley AB 2009.

Un estudio que elaboró CHIRLA a principios de año a más de 27 colegios y universidades con programas para estudiantes indocumentados descubrió que el 70% de éstos no pudieron identificar la oficina, el encargado, o algún contacto que les brindara ayuda.

“Esta falta de atención al estudiantado inmigrante es preocupante y por eso se necesitan más recursos para que al tema se le dé la seriedad posible”, dijo Jorge Mario Cabrera, portavoz de CHIRLA.

Piden centro de resursos para su escuela

La AB 2009 sería un gran beneficio para la población estudiantil, principalmente en colegios comunitarios como Los Ángeles Trade Technical (LATTC) en el centro de Los Ángeles donde un gran número es de la clase trabajadora y asisten a la escuela tiempo parcial.

Estadísticas de la comisión de ayuda estudiantil de California (CSAC) demostraron que en LATTC para el año escolar 2015-2016 se recibieron 722 solicitudes para solicitar la ayuda financiera del California Dream Act y solo se aprobaron 62 solicitudes nuevas y 61 renovaciones.

Estudiantes de LATTC y miembros de RISE buscan estrategias para poder tener un centro de recursos en LATTC. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)
Estudiantes de LATTC y miembros de RISE buscan estrategias para poder tener un centro de recursos en LATTC. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

“Hay una necesidad grande para que tengamos un centro de recursos en el campus que ofrezca la ayuda apropiada”, dijo Ana Muñoz, consejera en LATTC y asesora del grupo de soñadores Respect Immigrant Students Education (RISE).

Susana Nava, vice-presidenta de RISE, dijo que estudiantes que llegan a las oficinas de ayuda financiera en LATTC usualmente son rechazados o ignorados porque no son prioridad.

“Los estudiantes usualmente nos piden ayuda y nosotros tenemos que ir con ellos para que los atiendan en la oficina de ayuda financiera”, agregó Cesar Martinon, estudiante de LATTC y miembro de RISE. “Y en la oficina de financial aid solo tenemos una persona que sabe acerca del California Dream Act”.

Si tuviéramos un centro especifico para que los estudiantes indocumentados lleguen ellos no tendrían que estar yendo de un lugar a otro para buscar información, dijo la presidenta de RISE Arandeli Posada.

Con la implementación de la AB 2009 se les exigiría a los colegios comunitarios a diseñar un centro de recursos para soñadores. El proyecto de ley impondría un programa local exigido por el estado, según la medida.

Adicionalmente el proyecto de ley autorizaría a los fiduciarios, la junta de gobierno, y los regentes a buscar y aceptar en nombre del estado cualquier regalo, manda, legado o donación cada vez que el regalo y los términos y condiciones de los mismos ayuden a la creación y el funcionamiento de los centros de recursos para soñadores en sus respectivos sistemas.

“Además de proveer herramientas para esta población, los centros de apoyo hacen un llamado al reconocimiento que los inmigrantes estamos luchando para crecer, contribuir, y tener éxito en este gran estado”, dijo Cabrera.

“Tener centros de recursos en todas las universidades sería magnifico”, aunque el detalle sigue siendo que la comunidad inmigrante tiene miedo a salir de las sombras, aseguró el grupo de RISE.

“Lo bueno es que aquí en CSUN la comunidad es muy abierta al tema. Yo no se donde estaría pidiendo ayuda en este momento si no estuviera el centro”, dijo Aispuro.

La propuesta de ley llegó al escritorio del gobernador el 9 de septiembre y se espera su firma o su rechazo para el fin de mes.