¿A quién le apetece soñar un poco? Aquí va un plan de cine en alta mar

Separa a los niños de las pantallas, haz las maletas y llévatelos a vivir una aventura de las de antes y en pleno Caribe
¿A quién le apetece soñar un poco? Aquí va un plan de cine en alta mar
El Disney Dream hace una parada en la isla privada que la compañía tiene en las bahamas.
Foto: Disney

El final del verano no significa el final de las vacaciones. Esos días tan especiales que, aunque a muchos les cueste,  están para desconectar, descubrir y descansar, pero de verdad. Según un estudio de la compañía Nielsen publicado en julio por el Huffington Post, en Estados Unidos los adultos pasamos una media de diez horas y 39 minutos al día frente a una  pantalla, ya sea del celular, ordenador, tablet o televisión.

¿Saben un buen plan para ponerle remedio a ese mal del Siglo XXI? Coger el traje de baño y a los niños y poner ante sí un paisaje caribeño tan hermoso, que ni usted ni ellos desearán estar en ningún otro lugar.

Huir de las pantallas es una buena excusa, pero reunirse con la familia para disfrutar de un merecido descanso lo es aún más. Y si de algo saben en Disney, es de familias. Por eso, la compañía más famosa por sus películas y parques temáticos, ha equipado su flota de cruceros con unos planes vacacionales hechos a medida para familias con niños y/o adolescentes, que ofrecen diversión y actividades totalmente adaptadas a cada franja de edad.

.es-carousel ul{ display:block; }

{{if itemsCount > 1}}

{{/if}}

Por ejemplo, el Disney Dream, el tercer buque de su flota, incluye en sus 340 metros de eslora y 37 de manga zonas especialmente diseñadas para niños de todas las edades. El área “Vibe” está reservada a chicos y chicas de entre 14 y 17 años, en la que, además de tener su propia piscina, cuentan con un bar de smoothies y refrescos, una pista de baile y hasta karaoke.

Para los más pequeños, el Oceaneer Lab incluye una academia de espías, un centro de control de mandos desde el que pilotar el Halcón Milenario de “Star Wars, y otras actividades como pintura de caras, talleres de ciencias en los que los niños pueden fabricar “flubber” o hacer explotar volcanes creados por ellos mismos y hasta un curso de entrenamiento Jedi.

¿Lo difícil? Conseguir que quieran salir de ahí al final del día.

toy-story-disney-dream

“El servicio es increíble, los monitores te envían mensajes para avisarte de que tu hijo comió bien o durmió siesta. Así, pude salir a cenar con mi esposo tranquilamente y cuando volvimos a recoger a mi hijo, casi a medianoche, no se quería ir”, cuenta Sandra, una mamá periodista de Florida, sobre su experiencia en alta mar.

Otro terreno en el que la compañía del ratón gana tanto dentro como fuera del mar, es el entretenimiento. Y es que, aunque otras compañías que hacen las mismas rutas (Bahamas) ofrecen instalaciones de lujo similares, spas, piscinas, áreas solo para adultos y espectáculos de música en directo, ¿quién puede competir con un elenco de actores y bailarines de primer nivel cantando al ritmo de “bajo el mar”o “Frozen”?

Su espectáculo estrella, “The Golden Mickeys”, es un show musical al estilo Broadway, diseñado como una gala de entrega de unos premios del cine, en la que se entregan galardones a la amistad más hermosa, el villano más despiadado (Maléfica y Cruella Deville) o el momento más romántico.

Disney Dream Entertainment

Hacemos audiciones en las mejores escuelas y teatros de todo el mundo. Todos tienen que ser excepcionales cantando, bailando y actuando y estar listos para hacer muchos papeles diferentes”, explica el director del crucero, Trent Hitchcock.

Los que viajan en este barco quizá lleguen al teatro “forzados” por sus hijos, pero una vez ocupan su asiento, los mayores no pueden evitar cantar cuando escuchan los primeros acordes de los éxitos de La Bella y la Bestia, Aladdin, MulanToy Story o, el gran favorito: El Rey León y su “Can you Feel the Love Tonight?”.

Otro de los puntos fuertes de este plan vacacional no está precisamente a bordo. Su parada en la isla privada que Disney adquirió en las Bahamas, Castaway Cay, es todo un pedacito de cielo en la tierra.

castaway-cay

Además de un paisaje de cine, en ella niños y grandes pueden divertirse haciendo snorkle, aprenderlo todo sobre las mantas rayas y otras especies que viven en el caribe o disfrutar de una barbacoa en la orilla.

¿Un secreto? Si necesitan un respiro de los niños y lo que quieren es intimidad y relax, diríjanse a “Serenity Bay”, la playa exclusivamente para adultos en la que poder disfrutar del sol caribeño sin preocupaciones.

.es-carousel ul{ display:block; }

{{if itemsCount > 1}}

{{/if}}

Por algo Castaway Cay es, año tras año, elegido como el puerto favorito por los clientes de entre todas las rutas que trabaja Disney (que incluyen destinos en el Caribe, Europa y hasta Alaska). Y es que, además del paisaje de ensueño, allí los mayores también pueden hacer actividades como Paddle board o hasta yoga en la playa.

Tan solo un aviso, sus playas de arena impecablemente blanca y agua turquesa le pueden provocar la tentación de dejarlo todo y dedicarse a vivir el sueño tropical. Y después de todo, ¿no se tratan de eso las vacaciones?