La educación de calidad debe ser para todos

Sigue a La Opinión en Facebook
La educación de calidad debe ser para todos
Una mejor inversión en educación ayudaría a reducir la brecha con las minorías. / Aurelia Ventura

Una vez más, la ciudad de Beverly Hills demuestra que el dinero sí importa.

Los estudiantes latinos que asisten a la secundaria Beverly Hills se destacaron en los exámenes de inglés y matemáticas de la Evaluación de Progreso y Desempeño del Estudiante de California (CAASPP), en la primavera pasada, con grados notablemente más altos que el promedio de los estudiantes a nivel estatal.

Los resultados de CAASPP del año escolar 2015-2016, que se dieron a conocer al público el 24 de agosto de este año, mostraron que los puntajes de los alumnos  aumentaron significativamente en comparación con el año escolar 2014-2015. Sin embargo, los grupos minoritarios siguen obteniendo calificaciones más bajas en ambas materias.

Los estudiantes hispanos y latinos tuvieron una vez más grados más bajos que sus pares anglosajones en las evaluaciones recientes de CAASPP: un 8% más bajos en inglés y 10% más bajos en matemáticas, en comparación con todos los estudiantes de California.

La discrepancia de calificaciones se dio en todos los grados que tomaron las pruebas, desde el tercer grado hasta el octavo y el undécimo grado.

Esto coloca a los estudiantes hispanos y latinos en cuarto lugar dentro de los ocho principales grupos étnicos en la evaluación de inglés y matemáticas, ligeramente mejor que los indio-americanos.

¿Por qué sucede?

Según la Asociación de Educación Nacional (NEA), la razón de la diferencia en el rendimiento académico podría deberse a la tasa de pobreza de las comunidades hispanas y latinas.

Según el censo realizado en 2000, el 22.6% de hispanos viven en la pobreza. En 2004, la tasa de pobreza de los niños hispanos fue del 28.6%.

Tal vez esto tenga relación con que la mayoría de estudiantes hispanos y latinos asistan a escuelas sin fondos suficientes. La falta de recursos puede ser la causa mayor del fracaso del rendimiento en los exámenes estandardizados.

En comunidades con más riqueza como en Beverly Hills, existen más recursos disponsibles para los estudiantes. En la secundaria Beverly Hills, el 90% de los estudiantes latinos alcanzan el nivel de inglés esperado y el 60% cumple con el estándar de matemáticas.

Los estudiantes latinos logran un 5% menos que el estudiante promedio de Beverly Hills en matemáticas; sin embargo, obtienen 4% mejores calificaciones que el estudiante promedio de Beverly Hills en inglés. Además los alumnos latinos, lograron un 23% mejores resultados que el estudiante promedio en California y un 36% mejor que el estudiante latino promedio en todo el estado.

Estos resultados muestran la credibilidad de la investigación que señala que la tasa de pobreza en la mayoría de las comunidades latinas es una de las causas mayores de las calificaciones inferiores.

La diferencia en el rendimiento académico entre los estudiantes latinos y la población general tiene repercusiones problemáticas más tarde en las vida académica de los estudiantes.

Las Universidades del Estado de California (CSU) y los Colegios Comunitarios de California (CCC) usan los resultados de CAASPP para determinar si el estudiante está preparado para acceder a la educación superior. 

Estos bajos logros en los estudiantes latinos los ponen en desventaja al momento de solicitar acceso a las universidades, costándoles más tiempo y dinero, y pueden ser el factor que contribuya a un porcentaje menor de graduados.

Al poner a estos estudiantes a tomar clases de nivel inferior, los obliga a tener que tomar más clases para cumplir con los requisitos para obtener un diploma universitario. Esto, por lo general, hace que les lleve más de cuatro años para completar un título universitario y le cuesta al estudiante $552 por semestre en un colegio comunitario o $5,472 al año en una CSU. 

Aunque más de la mitad de los estudiantes latinos no alcanzan los estándares del CAASPP, los resultados aumentaron un 5% en matemáticas y un 3% en inglés. Esto muestra que hay una mejoria desde el año pasado; sin embargo, el progreso es demasiado lento como para cerrar la brecha de logros entre los estudiantes latinos y aquellos que no lo son.

En un comunicado de prensa del 24 de agosto de 2016, el superintendente estatal de Instrucción Pública, Tom Torlakson, propuso un espacio dentro de la oficina de Educación Estatal de California para coordinar y promover esfuerzos para reducir la brecha de logros entre minoridades.

“La brecha de logros es perniciosa y persistente y todos necesitamos trabajar juntos para encontrar soluciones que ayuden a todos los grupos mejorar su rendimiento, mientras se aminoren las diferencias”, dijo Torlakson.

Como comunidad, tenemos que animar a los estudiantes latinos para centrarse en su educación. Si la comunidad latina comienza a poner en primer lugar la educación, los resultados de las pruebas de nuestro estado se incrementarán más rápido y la brecha de logros se cerrará.


Sophia Goldberg es estudiante de Beverly Hills High School