Yoga para lograr un buen orgasmo: 6 posturas recomendadas

Un estudio de Harvard, entre otros, se refiere a las ventajas que aporta esta disciplina milenaria al dormitorio
Yoga para lograr un buen orgasmo: 6 posturas recomendadas
Varios estudios se ocuparon de averiguar los beneficios del yoga en el dormitorio.
Foto: Shutterstock

Me han invitado a un Festival de Yoga en los bosques de Palermo, y aunque no soy muy de meditar y relajar, sé que esta disciplina es sumamente poderosa para aquietar la cabeza y calmar los demonios pero, sobre todo, mi gurú en la materia jura y perjura que el yoga no solo abre el apetito sexual sino que la práctica continua ayuda a aumentar el placer.

Según mi yogui amiga (y los investigadores de la Escuela Médica de Harvard, en ese orden) la repetición de ciertas posturas o “asanas” durante al menos doce semanas seguidas logra despertar el deseo, la excitación, mejorar la lubricación y obtener más orgasmos en las mujeres de 22 a 55 años. ¡Tomen nota!

Claro que no hace falta la bendición de la ciencia para confirmar las bondades de esta milenaria disciplina oriental que ya en la India, patria del Kamasutra y el Ananga Ranga, es tan cotidiana como el curry. No porque sí: ahí se han escrito estos best sellers del erotismo.

A Occidente le cuesta creer, pero la investigación que da el veredicto se hizo hace unos años entre 40 mujeres casadas o con pareja estable que durante un periodo de tiempo se prestaron a practicar 22 de las posturas del yoga.

Al cabo de ese tiempo no solo demostraron estar de mejor ánimo y tener buen tono muscular, sino que aquellas que bordeaban los 50 confesaron además sentirse estimuladas y haber conseguido varios orgasmos en una sola sesión.

Otra investigación publicada en The Journal of Sexual Medicine mostró que el yoga también beneficia a los hombres ayudándolos a controlar la eyaculación precoz.

De posturas y beneficios

Lo que ignoro es si las posturas más recomendadas para los fines eróticos abarcan todos los tipos de yoga, me refiero, y con perdón de los expertos, si se encuentran en el repertorio del ashtanga, el Iyengar, hatha y las demás variantes.

Según los yoguis, las posturas para repetir a diario, en lo posible, son las siguientes:

Upavistha Konasana

upavista konasana
Upavistha Konasana, que beneficia la flexibilidad y apertura de cadera.

Setu Bandhasana

setu bandhasana
Setu Bandhasana, o la pose del puente que trabaja los músculos del suelo de la pelvis, permitiendo orgasmos intensos.

Padmasana

padmasana
Padmasana, la figura del loto que promueve la flexibilidad de los músculos de la cadera y los muslos, fundamentales para la agilidad.

Halasana

halasana
Halasana, el arado, aumenta el flujo sanguíneo al cerebro mejorando el estado de alerta, además baja el riesgo de lesionarse en el encuentro.

Garudasana

garudasana
Garudasana, que mejora la circulación en la zona cervical, lo que puede aumentar la sensibilidad durante el acto.

Utthana Pristhasana

Utthana Pristhasana
Utthana Pristhasana que, como el loto, el lagarto da flexibilidad en cadera y pelvis.

– Amanda Jot