Alquilar la entrada de tu casa como aparcamiento, ¿un nuevo negocio?

Esta iniciativa de economía compartida podría abaratar y facilitar mucho el estacionamiento, favoreciendo también la reducción de la contaminación
Alquilar la entrada de tu casa como aparcamiento, ¿un nuevo negocio?
Una mujer utiliza una tarjeta de crédito para pagar por el estacionamiento en la calle.

Dos apps comienzan a explorar la posibilidad de “compartir” la calzada de acceso a domicilios privados de forma que se conviertan en espacios extras para estacionar. Los conductores tendrían más sitios, y más económicos, para aparcar sus coches, mientras que los propietarios conseguirían unas ganancias.

Pavemint es una de estas aplicaciones, que fue lanzada este mismo domingo coincidiendo con el juego de los Rams en el Coliseum. Mientras que algunos de los fans que eligieron conducir hasta el estadio tuvieron que pagar cerca de $200 dólares por estacionar su coche, la app ofrecía aparcamiento por precios que que iban de 30 a 100 dólares.

Quien tenga un espacio disponible para estacionar en su domicilio puede registrarse para anunciarlo en la app, fijar un precio, y recibir el dinero a través de su smartphone. El costo que pida cada uno y lo solicitada que esté la plaza de aparcamiento dependerán de su cercanía a avenidas y centros comerciales o de ocio importantes.

Pavemint es un app que pone en contacto a quienes tienen espacios libres para estacionar y a quienes quieren alquilarlos (Foto: Paviment)
Pavemint es un app que pone en contacto a quienes tienen espacios libres para estacionar y a quienes quieren alquilarlos (Foto: Pavemint)

Las reservas pueden hacerse sobre la marcha o con antelación. La app también da la posibilidad de dejar una reseña, tanto al conductor como al propietario del estacionamiento.

De momento Pavemint tiene 309 espacios en Los Ángeles, que espera doblar en octubre cuando el servicio empiece a funcionar también en West Hollywood coincidiendo con el carnaval de Halloween. Después, en enero de 2017, planea expandirse al resto de la ciudad.

La otra app, que empezará a funcionar en octubre, está dirigida especialmente a los vehículos eléctricos. EV Match funcionará de manera muy similar a Pavemint, solo que en esta ocasión los usuarios anunciarán entradas en las que se pueda recargar el coche.

La cofundadora de esta compañía basada en Santa Bárbara, Shannon Walker, recalcó que la dificultad de encontrar dónde recargar los vehículos disuadían a muchos compradores de apostar por esta tecnología. La compañía espera fomentar la compra de coches eléctricos y la instalación de más cargadores para estos.

EV Match está centrada en los vehículos eléctricos, anunciando estacionamientos que disponen de cargador (Foto: EV Match)
EV Match está centrada en los vehículos eléctricos, anunciando estacionamientos que disponen de cargador (Foto: EV Match)

La app permite a los conductores localizar, reservar con antelación si lo desean, pagar a través de internet y acceder a muchas más estaciones de carga, y a sus propietarios recuperar su inversión e incluso sacar beneficios.

Después de estrenarse en Los Ángeles, la compañía buscará expandirse también a San Diego y San Francisco.

Estas aplicaciones y la idea detrás de ellas de abrir nuevos espacios de estacionamiento para toda clase de autos tiene claras consecuencias beneficiosas: más plazas de aparcamiento, menos costo, menos tráfico e, incluso, menos polución.

La jefa de marca de Pavemint Sarah Zurell afirmó que hasta el 30% del tráfico de Los Ángeles era provocado por quienes daban vueltas buscando aparcamiento y que, además, en total los conductores acumulaban cada año 5,5 billones de millas gastando 270 millones de galones de gasolina.

El resultado es la emisión de 4,2 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, que podrían evitarse si se habilitan más plazas para estacionar. Si además se fomenta la compra de vehículos eléctricos, que son más respetuosos con el entorno, silenciosos y seguros, esta puede ser una buena idea para empezar a atajar al mismo tiempo varios de los problemas que más lacran a Los Ángeles.