Adamari López ya lleva a Alaïa a la escuela: ‘Me salí del salón a llorar’

"Mi duda era si Alaïa era muy pequeña para enviarla a la escuela, si ella se iba a poder adaptarse"

Adamari López ya lleva a Alaïa a la escuela: ‘Me salí del salón a llorar’
Adamari junto a Alaïa.
Foto: Cortesía Latin Iconos

Adamari López y su pareja Toni Costa, después de pensarlos, buscar y analizar, decidieron enviar a Alaïa a la escuela. Aunque tenga tan solo 1 año y medio, para ellos, según como nos dijo en exclusiva la bella boricua, es importante que ‘la princesa de la casa’ comience a socializar con niños de su edad e incorporar conocimientos.

Sabiendo que es una mamá que quiere lo mejor para su hija, Adamari primero consultó con el doctor Isauro Blanco Pedraza, psicólogo educativo y clínico, asesor en desarrollo humano de colegios, universidades y empresas para saber cómo dar este paso.

Mi duda era si Alaïa era muy pequeña para enviarla a la escuela, si ella se iba a poder adaptarse, si iba a poder estar con otros niños y no los iba a empujar. Cosas que son típicas en los niños mientras son niños que no tienen muchos contactos con otros”, nos explicó Adamari.

Aunque el doctor sostiene que los 7 primeros años de un niño solamente deber ser eso, ‘niño’, hay ciertos principios que si se respetan, son aceptables para él.

Yo no le pongo un lápiz al niño hasta los 4 años, que todo lo haga con el dedo”, le explicó el doctor a Adamari.

Adamari lleva a Alaïa a la escuela

Pregunta: ¿Por qué te decidiste llevar a Alaïa al colegio tan pequeña?

Adamari López: Entiendo que Alaïa tiene la capacidad para querer a los demás, se desenvuelve y se desarrolla muy bien con nosotros, pero todo los que vivimos en casa somos adultos, ella tiene que aprender a socializar con los niños, y aprender más cosas de lo que estaba haciendo aquí. Entendía que dejarla solamente al cuidado de la persona que nos ayuda, y ponerle el televisor -que no era una opción- no es suficiente. Ella está deseando querer aprender por eso decidimos ponerla en la escuela: que aprenda formas, colores, su desarrollo intelectual, no es para que la cuiden porque para eso ya tiene en la casa.

P: ¿Cómo fue el primer día de clases?

AL: Le gustó la ropa que le pusimos porque se sonreía, lo miraba, pero no sabía dónde la estábamos llevando. Cuando llegamos al lugar entró bien pero de repente comprendió que la íbamos a dejar solita. Todo el tiempo le explicamos dónde íbamos y lo que haría, pero no sé si captaba, cuando llegamos creo que se dio cuenta que la íbamos a dejar y no conocía a la gente que estaba ahí.

Su tendencia cuando no conoce es aferrarse a la mamá, el papá o la señora que la cuida y así estaba pegadita a mí. Fuimos un grupo de persona, no estaba sola, el papá no estaba porque no logró agarrar el vuelo. Todos fuimos a hacerle fiesta. Lloró y nos dijeron que si lloraba mucho o no se podía adaptar nos llamaban, nos quedamos cerquita, pero nunca nos llamaron. Cuando regresamos la encontramos muy bien, jugando. Solamente se queda tres horas.

Alaïa en su primer día de escuela

P: Después de tú recibir consejos del doctor Isauro Blanco Pedraza, ¿qué le dices tú a otras mamás?

AL: Que nunca dejemos a los niños sin decirle qué está pasando. Aprendí que cuando la voy dejar le digo: “Mamá te va a dejar en la escuela y después te viene a buscar”. Siempre la despido con una sonrisa, ese primer día no lloré delante de ella, cuando vi que no me podía aguantar más me salí del salón a llorar afuera para que no vea nuestra angustia como si algo malo pasara. La escuela es algo lindo solo que ese desapego cuesta trabajo, más cuando entiendo que mi niña tiene un año y medio, y aún es pequeña, pero le estoy dando las herramientas correctas. Y llegar siempre unos minutitos antes para que no sienta que los otros niños se van y ella se queda sola.

LOS CONSEJOS DEL DOCTOR ISAURO BLANCO PEDRAZA:

Doctor Isauro Blanco Pedraza

  • Si la madre es feliz, la niña lo va a asumir como feliz… El niño ve el mundo a través de los ojos de la madre y del padre, depende como vea la madre la realidad, así lo capta y así lo ve. El niño no tiene filtros por eso a veces las madres dejan a los hijos en las escuela y les dice: ‘Hijo disfruta mucho’,  y con lágrimas en los ojos. Al llorar me estás diciendo que disfrute mientras tú estás sufriendo”.
    • “No queme etapas en la escuela, a veces creemos que cuando más rápido tenga contenidos va a ser mejor. El niño tiene solo 7 años de su vida para aprendizajes muy concretos, si queremos anticipar lo que va a aprender antes de los 7 se queda sin cimientos, y luego cuando llegan al aprendizaje todos se les cae porque están haciendo paredes en arena.
      • “No le ponga un lápiz al niño hasta los 4 años, que todo lo haga con el dedo. El niño no empieza a leer hasta que sus ojos hagan sus desarrollo, por eso la pelota de subir y trepar, lo más importante es el lenguaje, hay que hablar mucho con el niño, pero tienen que ser personas, no aprendemos lenguajes de televisores o teléfonos.