Muy efectivo ataque de Clinton sobre misoginia de Trump

Las mujeres votantes constituye la mayoría de los votantes indecisos en esta elección. Y para ellas, particularmente las independientes, el desempeño de Trump en el debate fue un notorio desastre.
Sigue a La Opinión en Facebook
Muy efectivo ataque de Clinton sobre misoginia de Trump
Donald Trump, flanqueado por su esposa Melania.
Foto: Archivo

Hillary Clinton lanzó numerosos ataques contra Donald Trump el lunes en el primer debate presidencial, incluyo llamando “racistas” a muchas de sus declaraciones, pero ninguno fue más efectivo que el que se enfocó en su comportamiento hacia las mujeres.

De hecho, según las encuestas más recientes, el ataque fue muy efectivo en lograr la atención y el apoyo de las votantes independientes, un grupo que ambos candidatos necesitan desesperadamente. 

En un momento del debate, Clinton recordó a la audiencia algunos insultos que Trump ha hecho sobre mujeres en el pasado, y luego mencionó específicamente las críticas del magnate y ex presidente del certamen Miss Universo, respecto a la ex reina de belleza Alicia Machado.

Este es un hombre que a las mujeres ha llamado cerdas, desaliñadas, y perras… que ha dicho que las mujeres no merecen igualdad salarial”, dijo Clinton, mientras Trump la interrumpía para negarlo.

“Una de las peores cosas fue sobre una mujer en un concurso de belleza… la llamó ¨Miss Piggy´, y después la llamó ¨Miss Housekeeping” porque era latina”, continuó Clinton.

Tras el debate, una avalancha de comentarios, artículos y más tarde, encuestas, han revelado que el tema –y el debate en general- tocó duro y en forma muy personal a las mujeres estadounidenses.

Un sondeo hecho público este jueves reveló que más mujeres que hombres (por un margen de 10%) declararon ganadora del debate a la demócrata. Un 27% de mujeres dijo que tienen una peor imagen del republicano tras el debate y un 30% dijo que su opinión de Hillary ha mejorado.

Lo más grave para Trump, en esta elección cerrada, es el efecto que la campaña y el debate están teniendo en las mujeres votantes independientes, que no son fanáticas estrictas de ningún partido y cuyo voto puede hacer una gran diferencia el 8 de Noviembre.

La encuesta de NBC News-Survey Monkey reveló que un 80% de las mujeres independientes dijo que Trump “no tiene el temperamento para ser presidente”, mientras que están más divididas al respecto sobre Hillary.

Además, después del debate, un 66% de mujeres con grados universitarios y residentes de los suburbios (blancas en su mayoría) dijo que Hillary ganó el debate y sólo un 13% de ese grupo dijo que lo ganó Trump. Este es un grupo demográfico que usualmente tiende a ser republicano.

Linda Sue Charles, dueña de una pequeña tienda de ropa en Burbank, dijo a La Opinión que la actitud despreciativa de Trump hacia las mujeres le ha hecho imposible apoyar este año al partido republicano, aunque hace cuatro años votó por Romney y hace ocho, por McCain.

“Es realmente muy feo, la forma en que se refiere a las mujeres”, dijo Charles. “Tiendo a ser conservadora en muchos temas, pero esta hostilidad hacia las mujeres no es aceptable”

¿Podría esto hacer la diferencia en la elección?, preguntamos a la politóloga Silvia Manzano, co directora de la empresa encuestadora Latino Decisions.

“Nada de esto es nuevo, y quizá son muy pocas las personas que no habían escuchado ya que Trump tenía esta actitud hacia las mujeres”, dijo Manzano.  “Creo que Clinton lanzó varias líneas de ataque a ver cuál tenía más popularidad en los medios y al parecer, fue esta y no otra”.

Por ejemplo, Clinton invitó al debate a un arquitecto a quien Trump le quedó debiendo más de 100,000 dólares por un diseño que le hizo, alegando que el magnate no le paga a muchos de sus proveedores. También lo acusó de no revelar sus declaraciones de impuestos por varias posibles razones, entre ellas que “quizá no es tan rico como parece o no paga todos sus impuestos”.

Trump respondió que era “buen negocio” tratar de pagar menos impuestos, pero el tema que ha sobrevivido en la palestra pública es el de las mujeres, en parte porque el propio magnate y sus voceros, como Newt Gingrich y Rudy Giuliani, siguen hablando del mismo y añadiendo más al asunto.

Para Manzano, la campaña de Clinton quizá no gane muchos más seguidores con este asunto, pero es una estrategia para recordar a las mujeres que deben salir a votar en noviembre.

“Lo veo como una forma de GOTV (Get out the Vote)”, dijo Manzano. “Les está diciendo: está es la razón por la que ustedes no pueden dejar de votar”.

Pero según los estimados de expertos, las mujeres constituyen un 60% de los votantes indecisos, que este ciclo llegan a 20%, más alto que en otras ocasiones.