Compañía de hoteles Trump habría violado el bloqueo económico a Cuba

"El nunca invirtió en la isla, es muy crítico de Castro", dijo su directora de campaña, aunque la evidencia muestra que su compañía de hoteles pagó 68,000 dólares a otra empresa por un viaje de negocios a Cuba en 1998, sin pedir licencia del gobierno como mandaban las leyes de bloqueo económico.
Sigue a La Opinión en Facebook
Compañía de hoteles Trump habría violado el bloqueo económico a Cuba

La campaña del republicano Donald Trump se defendió este jueves de acusaciones de hipocresía y de violar la letra y el espíritu del bloqueo económico a Cuba, cuando en 1998 su empresa de hoteles pagó a terceros para evaluar posibles negocios en la isla.

En un amplio reportaje, la revista Newsweek señaló que una compañía de Donald Trump condujo secretamente negocios en la Cuba comunista durante la Presidencia de Fidel Castro a pesar de (las) estrictas prohibiciones al comercio que hacían ilegales tales actos, según entrevistas con ex ejecutivos de Trump, registros internos de la compañía y documentos ante cortes.

El reporte añade que una compañía intermediaria, cuyos representantes viajaron a Cuba para evaluar posibilidades de negocios ese año, gastó al menos 68,000 dólares en los trámites, que luego fueron  reembolsados por las empresas Trump “cuando cualquier gasto por parte de una compañía estadounidense estaba prohibido sin la aprobación del gobierno”.

Portada de la revista Newsweek con el artículo sobre la 'Conexión Castro'
El artículo de la revista Newsweek ‘La conexión Castro: Cómo la compañía Trump violó el embargo estadounidense contra Cuba’ aparece a pocos días de una visita del candidato a la llamada capital del exilio cubano, un importante núcleo electoral.

No hay evidencia de que ni Hoteles Trump ni la empresa Seven Arrows Investment and Development Corporation pidieron ni obtuvieron permiso o licencia del gobierno estadounidense para realizar estos trámites, como mandan las estrictas leyes del bloqueo económico que pesa sobre Cuba hace 50 años y que fueron reforzadas en 1992 con la Ley Helms Burton.

La directora de campaña de Trump Kellyann Conway, negó que Trump haya invertido en Cuba.

“El titular es escandaloso, como siempre, diciendo que el hizo negocios con Cuba, pero resulta que el decidió no invertir ahí”, dijo Conway durante una presentación en el programa The View. “El es muy crítico de Cuba, es muy crítico de Castro. El dio un discurso el año siguiente ante la Fundación Nacional Cubano Americana que fue muy crítico de quienes querían hacer negocios con Castro”.

Pero no siempre ha sido así, ya que Trump abogó hace apenas un año a favor de la reapertura hacia Cuba, aunque aseguró que el hubiera “logrado un mejor acuerdo”.

Giros de Trump sobre Cuba

Trump ha cambiado de postura radicalmente respecto a las relaciones con Cuba y la apertura de Estados Unidos hacia la isla en el curso de los últimos meses.

Hace un año, en septiembre de 2015 Trump rompió con el resto de los precandidatos presidenciales diciendo que ya era hora de abrirse hacia la isla. En un intercambio con el sitio conservador Daily Caller, Trump dijo que:

DC: ¿Qué piensa de la apertura hacia Cuba? ¿Cree que es buena política o se opone a ella?

Trump: Creo que está bien. Creo que está bien, pero debería haber hecho un mejor trato. El concepto de apertura con Cuba – 50 años es suficiente – el concepto de apertura con Cuba está muy bien. Creo que deberíamos haber hecho un trato más fuerte.

Posteriormente, el candidato republicano dijo algo similar a Fox News.

//platform.twitter.com/widgets.js

Pero hace apenas unas semanas, en una visita a Miami (la ciudad más cubana del crucial estado electoral de Florida) Trump cambió su postura pública respecto al tema de las relaciones con la isla y dijo que probablemente volvería a romper relaciones con la isla, revirtiendo la apertura iniciada por el presidente Obama el pasado año.

Durante ese discurso a principios de septiembre, Trump que acuerdo con Cuba fue “unilateral” y que beneficia  “sólo al régimen de Castro”.

“Pero todas las concesiones que Barack Obama ha concedido el régimen de Castro se realizaron con orden ejecutiva, lo que significa que el próximo presidente las puede revertir. Y eso es lo que haré a menos que el régimen de Castro cumple nuestras demandas”, dijo el viernes Trump.

“Esas exigencias incluyen la libertad religiosa y política para el pueblo cubano y la liberación de los presos políticos”, dijo Trump.

Reacciones de los cubanos

El senador de la Florida Marco Rubio, quien está en campaña por la reelección tras perder la nominación presidencial de su partido, dijo este jueves que Trump “tendrá que contestar algunas preguntas” sobre el reporte.

“Es algo que tienen que contestar. Si pasó como lo cuentan, fue una violación de la ley estadounidense”.

“Estoy muy preocupado”, agregó.

Un grupo cabildero del exilio cubano en Washington defendió a Trump indicando  dijo que la historia “necesita más perspectiva”.

//platform.twitter.com/widgets.js

En un artículo publicado en el blog Capitol Hill Cubans, el presidente y fundador de US-Cuba Democracy PAC Mauricio Claver-Carone, dijo que “Trump nunca hizo negocios con el régimen castrista, como alega la revista. Al contrario, sacó la conclusión de que quienes lo hacían estaban equivocados”.

Claver-Carone citó un artículo de opinión publicado por Trump en el Miami Herald en 1999, en el que el magnate explicaba que “varias compañías inversionistas europeas me pidieron llevar la magia de Trump a Cuba, me rogaron formar sociedades para construir casinos-hoteles en la Habana. Con el influjo de turistas extranjeros, haríamos una fortuna, me prometieron, y seguro tenían razón, pero este tipo de acuerdo violaría el bloqueo…”.

Trump agregó que, hacer tal cosa, “me hubiera puesto contra la política de Estados Unidos de aislar a Fidel Castro, para mí era elegir entre grandes ganacias y derechos humanos, no tuve que pensar mucho”.

No obstante esta postura, los Hoteles Trump ya habían pagado 68,000 dólares a la empresa “scout” para ir a Cuba a evaluar el negocio.

La comentarista de CNN, empresaria de Florida y amiga de Jeb Bush, Ana Navarro, reaccionó en Twitter ante la noticia.

//platform.twitter.com/widgets.js

Varias encuestas recientes revelan que la mayoría de los cubano americanos, 63%, se opone al bloqueo cubano hoy en día, un aumento del 37% que se oponía en 2000, por los años en que Trump financió el viaje de “observación” de la empresa de inversiones a la isla.

Donald Trump ha estado cortejando el voto cubano americano de la Florida, un estado vital para quien quiera hacerse con la Casa Blanca el próximo mes de noviembre. De hecho, Trump visitó Miami al día siguiente del debate de este lunes, reuniéndose con un grupo de cubanos que lo apoyan expresamente invitados para la ocasión y luego pasó a comer pastelitos al restaurante Versalles, como lo reportó el Miami Herald.

Una reciente encuesta revela que solo un 35% de los cubano americanos dice que votará por Trump, aunque pierde el voto latino de la Florida –que ya no es sólo cubano ni mayormente republicano- ante Hillary Clinton. Clinton recibe un 53% de la preferencia hispana en Florida frente a un 29% para Trump, según encuesta reciente de Univisión.