Video: Con esta silla automática no volverás a hacer fila de pie

El invento de Nissan se comenzará a probar el próximo año
Video: Con esta silla automática no volverás a hacer fila de pie
Foto: Captura de YouTube

TOKIO, Japón – El fabricante japonés de automóviles Nissan Motor ha desarrollado una silla automática con la que “hacer cola se convierte en algo cómodo y libre de estrés“, inspirada en su tecnología ProPilot de conducción autónoma para automóviles.

La compañía con sede en Yokohama, al sur de Tokio, reveló en video la “ProPilot Chair”, capaz de avanzar y detenerse sin intervención del usuario, manteniendo una distancia de seguridad con la anterior.

Las grabaciones muestran a varios clientes haciendo cola en el exterior de diversos establecimientos, e incluso en el interior de salas de exposiciones, cómodamente sentados en sillas que, a través de cámaras internas instaladas en la parte inferior de la estructura, detectan la posición de la silla anterior.

Su cometido es llevar al usuario a la primera posición que, cuando queda libre -la silla tiene un sensor de peso que detecta cuándo hay alguien sentado-, se mueve paralelamente hasta el último lugar guiado por unos sensores para que otro cliente la ocupe.

El dispositivo, que “puede convertir la tediosa tarea de hacer cola en algo libre de estrés”, a la par que “divertido”, según rezan los videos, será probado en negocios de Japón el próximo año, aunque no está prevista su comercialización, confirmó a Efe un portavoz de la compañía.

Nissan lanzó hoy, junto a las imágenes, una campaña a través de la red social Twitter para que los restaurantes interesados envíen una solicitud hasta el 27 de diciembre para probar la silla en 2017.

La “ProPilot Chair” llega meses después de que Nissan presentara en febrero la “Intelligent Parking Chair”, la primera silla del mundo con tecnología de auto aparcado, inspirada en su sistema de asistencia de estacionamiento empleado en vehículos de conducción automática como el híbrido X-Trail.

Entonces se pudo ver cómo tras escuchar el sonido de una palmada, las sillas se movían y colocaban, perfectamente ordenadas, a lo largo de mesas y cubiles de salas de reuniones y oficinas.

La ProPiot Chair en acción: