Imagina recibir un aviso por lo menos 1 minuto antes que pegue un sismo

El gobernador ha firmado una ley que financiará la creación de un sistema de alerta temprana en todo el estado
Sigue a La Opinión en Facebook
Imagina recibir un aviso por lo menos 1 minuto antes que pegue un sismo
El pasado abril se registró un récord histórico de 13 terremotos de magnitudes de más de 6.5 grados en varias zonas del mundo.
Foto: Archivo

El gobernador de California Jerry Brown firmó el jueves una ley por la que se ampliará y mejorará el sistema existente de detección y aviso por riesgo de temblor.

La medida asentará un sistema de alerta temprana ante un sismo llamado “ShakeAlert”, que será capaz de detectar las primeras ondas de choque de un temblor, calcular su fuerza y alertar a las personas antes de que se extiendan. Otros países como México o Japón ya cuentan con sistemas similares, y de hecho gran parte de la tecnología que emplean ha sido desarrollada en California.

Los científicos planean desarrollar incluso una app a través de la cual el público pueda recibir las alarmas.

//platform.twitter.com/widgets.js

Esta ley entrará en vigor en enero de 2017  y establecerá un consejo asesor, el California Earthquake Early Warning Program and Advisory Board integrado en la Oficina de Servicios de Emergencia del gobernador, y un esquema para actualizar los sensores que actualmente monitorizan la actividad sísmica en la falla de San Andrés.

La ley también establece el 1 de febrero de 2018 como fecha límite para la elaboración de un plan económico que detalle cómo se invertirán los $10 millones de presupuesto garantizados por el gobernador para el proyecto.

“Hemos visto el daño que los terremotos han causado en California“, declaró Brown, que afirmó que el fin de esta medida es construir un sistema de alarma que incluya a todo el estado. Hace tres años, Brown ya firmó una ley que requería la creación de dicho sistema por medio de una colaboración entre el estado y empresas privadas.

Se espera que el sistema mejorado esté operativo en un par de años y que sea capaz de avisar a la población con hasta un minuto de antelación ante un sismo. Aunque pueda no parecer mucho tiempo, la mayoría de alertas actuales solo llegan segundos antes de que lo haga el terremoto y conceden poco margen para tomar medidas que pongan a salvo a la población.

Con un sistema mejorado de alerta, sin embargo, las personas que se encuentren más alejadas a lo largo de la falla donde comienza un terremoto podrían llegar a contar con hasta 1 minuto de margen. En ese intervalo de 60 segundos podrían salvarse muchas vidas: daría tiempo, por ejemplo, a detener un tren y así evitar que descarrile, resguardarse bajo mesas y otras zonas seguras y alejarse de instalaciones eléctricas o cables de alta tensión.

En palabras del senador demócrata por San Mateo Jerry Hill, co-autor de la ley, “unos segundos pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte“.

California ya cuenta con un gran número de sensores sísmicos, especialmente a lo largo de la falla de San Andrés y en la zona de Los Ángeles. Con los nuevos fondos otorgados por el estado podrán instalarse muchos más, desde San Luis Obispo hasta la bahía de San Francisco y desde Napa hasta Mendocino. Las alertas también llegarán a más personas e instituciones.