Video: Anécdota de los desalojos de Chavez Ravine

Melissa Arechiga cuenta cómo su mamá y otros familiares fueron los últimos residentes de Chávez Ravine que en 1950 fueron evacuados de la zona

Melissa Arechiga obtuvo su licenciatura en Trabajo Social y Estudios Americanos en la Universidad de California, Berkeley. Su mamá y otros familiares fueron los últimos residentes de Chávez Ravine que, en 1950, fueron desalojados de sus hogares en contra de su voluntad.

La Opinión celebra sus 90 años. Haz clic para leer cómo.

Una de las imágenes más icónicas de Chávez Ravine es la de su tía abuela Aurora, que tenía 38 años cuando tomaron su foto siendo desalojada a la fuerza, por cuatro oficiales de la policía.

Sharon Carrillo: ¿Cómo se relacionan tu apellido y tu familia con la historia de Chávez Ravine?

Melissa Arechiga: Los miembros de mi familia fueron los últimos residentes que fueron removidos forzosamente de Chávez Ravine, para construir el estadio de los Dodgers. Si haces tu investigación, verás que el apellido Arechiga, ha sido utilizado como ejemplo en obras de teatros y hasta en los libros de historia.

SC: ¿Qué les dirías a la gente que no tiene mucha información sobre Chávez Ravine?

MA: Primeramente, dentro de Chávez Ravine había tres barrios, Palo Verde, La Loma y Bishop. Era un lugar donde las personas de color podían vivir. Al igual que en el caso de los afroamericanos, [los hispanos] eran excluidos de ciertas comunidades, porque las personas con altos ingresos no los querían cerca de ellos. Era un lugar al que nadie quería ir, y que el gobierno dejó para los mexicanos.
Cuando comenzó la reestructuración de Los Ángeles, los urbanizadores notaron que Chávez Ravine era un excelente lugar, con buena vista y en el centro de la ciudad.

SC: ¿Qué piensas de la gente que va al estadio de los Dodgers?

MA: Veo cuánta pasión siente la comunidad de color por sus Dodgers, pero no sé si se sentirían igual si supieran su historia.

SC: ¿Cuántas veces te han preguntado sobre la icónica foto?

MA: Esa foto es internacionalmente conocida, alguna vez una persona me dijo que esa foto ha sido compartida muchas veces. La señora en la foto es mi tía abuela, que fue cargada por cuatro oficiales porque se negó a salir de su casa durante los desalojos de Chávez Ravine. Ella no quería irse porque sentía que ese lugar era su comunidad, pero de un día a otro decidieron quitarle su casa.
Se puede ver como los oficiales la cargan a la fuerza, fuera de su casa. He investigado que cuando sacaron a todas las familias, no había hombres presentes. Ellos esperaron que [los hombres] se fueran a trabajar. Sólamente estaba mi abuelito. También era el Día de las Madres, y ellos sabían perfectamente lo que estaban haciendo.

SC: Muchos artículos describen a Chávez Ravine como un lugar pobre comparado a otras ciudades, que piensas tú?

MA: Nosotros a lo mejor no éramos financieramente ricos pero éramos socialmente ricos. Todos nos apoyábamos y teníamos amor y cultura. Lo que quieren hacer hoy en día en esas comunidades, con la “gentrification”, nosotros lo teníamos. Ahora quieren remodelar lo que ya existía, y que ellos desmantelaron.

SC: ¿Cómo le impactó a tu familia lo que pasó en Chávez Ravine en 1950?

MA: Pienso que la evocación les dolió mucho, les hizo algo que no tengo las palabras para describir. Yo sé lo que viene sintiendo mi familia, pero ellos no tienen las palabras para expresar esos momentos tan devastadores. Los afectó, y no en una manera positiva. Cuando estaba creciendo, a mi familia no le gustaba hablar de ese tema porque les traía muchas memorias deprimentes.