El ‘NO’ gana plebiscito por la paz en Colombia

Los acuerdos con la guerrilla de las FARC no fueron aprobados
El ‘NO’ gana plebiscito por la paz en Colombia
El plebiscito transcurri®o en orden. EFE

BOGOTÁ — El “no” al acuerdo de paz sellado hace apenas una semana por el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC se impuso por estrecho margen en el plebiscito celebrado hoy, según datos oficiales.

Con el 99,80 % de las mesas escrutadas, el “no” sumó 6.429.730, votos, un 50,23 %, frente a los 6.370.274 sufragios alcanzados por el “sí”, que representaron un 49,76 %, una tendencia que se mantiene desde que el escrutinio de la Registraduría Nacional del Estado Civil, encargada de organizar los comicios, pasó la mitad del recuento.

Regiones golpeadas por la guerra votaron Sí

La opción del “sí” en el plebiscito sobre el acuerdo de paz del Gobierno colombiano con la guerrilla de las FARC ganó en las regiones más golpeadas por el conflicto armado, pese a que el “no” obtuvo la victoria a nivel nacional.

En Bojayá, pueblo del selvático departamento del Chocó, donde el 2 de mayo de 2002 murieron entre 74 y 119 personas al caer sobre la iglesia en la que se habían refugiado cerca de 300 habitantes de la localidad una bomba lanzada por las FARC durante un combate con paramilitares, el “sí” obtuvo una arrolladora victoria con el 95,76 % de los sufragios (1.966 votos).

Asimismo, en San Vicente del Caguán, localidad del departamento del Caquetá que entre 1999 y 2002 fue sede de un fracasado proceso de paz del Gobierno con la guerrilla de las FARC, la opción del “sí” ganó con el 62,93 % mientras que el “no” tuvo el 37,06 %.

En Toribio (Cauca), en el suroeste, otro de los municipios que ha vivido en carne propia el conflicto armado, el “sí” obtuvo el 84,80 % con 6.535 votos, mientras que el “no” alcanzó, el 15,19 % con 1.171 papeletas.

En Turbo (Antioquia), cuyas zonas rurales fueron de las que más se vieron afectadas por masacres de la guerrilla, la opción del “sí” ganó con el 56,05 % (11.278 votos) sobre el 43,94 % (8.843 votos) del “no”.

Por otra parte, en Mitú, capital del Vaupés, en la frontera con Brasil, en donde una ocupación de las FARC en 1998 dejó un resultado de 41 muertos entre policías, militares y civiles, y 61 uniformados secuestrados por varios años, el “sí” obtuvo 75,62 % con 2.705 votos, mientras que el “no” recibió 872.

De igual manera, en Chalán, población del Caribe en la que once policías perdieron la vida a causa de la explosión de un burro al que la guerrilla cargó de explosivos camuflados entre plátanos en 1996, el “sí” ganó con el 65,09 %.

En la región del Catatumbo, una de las más golpeadas por el conflicto armado, el “sí” obtuvo una victoria en todos los municipios que la conforman.

Uribistas tienden la mano al presidente Santos

El exvicepresidente colombiano Francisco Santos aseguró hoy que el opositor partido Centro Democrático, que lideró la campaña por el “no” en el plebiscito de la paz, tenderá la mano al presidente Juan Manuel Santos luego de la derrota de la opción del “sí” en las urnas este domingo.

“Tenderle la mano al presidente Santos”, dijo Francisco Santos a periodistas al ser preguntado sobre lo que viene después del resultado electoral de hoy y añadió que su partido, liderado por el expresidente Álvaro Uribe, buscará “reconducir el proceso” con las FARC.

Uribe Vélez lideró el no. EFE
Uribe Vélez lideró el no. EFE

Al comentar lo que pasará con los guerrilleros que están concentrados en varios sitios del país para iniciar el proceso de dejación de armas y desmovilización, el exvicepresidente señaló que se debe “darle todas las garantías”.

Igualmente dijo que el Centro Democrático toma el triunfo con “mucha humildad”.

Asimismo reiteró que su partido quiere que el proceso de paz llegue “a un buen fin”, por lo que ofreció trabajar con el Gobierno para conseguir ese propósito.

A falta de contabilizar solo el 0,20 % de las 81.928 mesas de votación, el “no” obtenía 6.429.881 votos, lo que supone el 50,23 %, mientras que el “sí” alcanzaba 6.370.438 papeletas, el 49,76 %, lo que supone una ventaja ya irreversible