El inusual impuesto que podría afectar a usuarios de Netflix

Y no solo Netflix, sino todo servicio de streaming de video disponible en internet

¿Eres un hábil usuario de Netflix, Hulu u otros servicios de streaming de video en internet y vives en California? Agárrate que pronto podrías estar pagando más impuestos.

Funcionarios de la ciudad de Pasadena están analizando qué tan probable sería imponer un impuesto a suscriptores de estos servicios, ya que se podría aplicar al ya existente código municipal de impuestos a usuarios de cable para televisión.

La idea surge a raíz de personas que optan cancelar sus cuentas con empresas que ofrecen servicio de cable para televisores y se suscriben a servicios en la web.

Para establecer tal cobro en Pasadena se requeriría registrarlo bajo la categoría de utilidades, como video, ya que una enmienda realizada en 2008 lo permite.

Sin embargo, los que se oponen a tal iniciativa dicen que el cambio requiere un voto público, y no solo del concilio municipal.

Alterar de dicha manera el código municipal también podría alterar la manera en que Netflix, Hulu, Amazon Prime, entre otros, ofrecen sus servicios en el estado entero, tomando en cuenta los diferentes códigos postales y el impuesto que tal localidad impondría. Asimismo, un suscriptor podría simplemente cambiar su dirección al registrarse con tal de no acatar con el cobro.

“Es un precedente peligroso”, dijo la portavoz de Netflix, Anne Marie Sqeuo, al Los Angeles Times. “Es peligroso imponer impuestos utilizando leyes establecidas para servicios, como agua y electricidad, para aplicaciones destinadas para uso en web”.

Tomar tal paso estaría en paralelo con la decisión que tomaron Pennsylvania —6 por ciento a descargas digitales- y Chicago —9 por ciento de impuesto por diversión-, y parece que más de estos casos podrían darse tanto a nivel local y estatal.

Según un análisis del diario angelino, hay 45 ciudades en California que según sus códigos de impuestos podrían establecer tal cobro, entre ellas Sacramento, Culver City, Glendale and Santa Monica. Éstas cuentan, como Pasadena, con un impuesto de video, los cuales oscilan entre 1 a 11 por ciento.

La ciudad de Pasadena ha contratado a un tercer partido, la empresa MuniServices, para que analice si es viable imponer el cobro adicional, el cual tendría que pagar todo residente del municipio que se suscriba a los servicios de streaming.

Hasta el momento, solo es una idea que el director de finanzas, Matthew Hawkesworthe, estudia a fondo, especialmente ante la proyección de un déficit de $7.6 millones que 2018 sufrirá Pasadena. Esta iniciativa sería una manera para combatir tales cifras.

No obstante, la idea de cobrar un impuesto municipal por servicios en línea tiene en apuros a varias organizaciones, entre ellas la Asociación de Internet, cuyos líderes dicen que aplicar tal cobro ahora por un servicio sentaría precedente para hacerlo con otras aplicaciones en el futuro.

Además, dicen, usuarios de tales servicios ya pagan impuestos locales y estatales, los cuales están incluidos en el monto total que pagan mensualmente.