Encuentran $6.1 millones de marihuana en bodega de Los Ángeles que serían del Cartel de Sinaloa

La denuncia de un ciudadano llevó a agentes del Sheriff a incautar 2,700 plantas de marihuana en una bodega en un área no incorporada de Los Ángeles cerca de Compton

Gracias a la denuncia anónima de un ciudadano, un equipo especial de agentes de la División de Narcóticos atrapó a dos hombres rusos y confiscó 2,700 plantas de marihuana valuadas en el mercado negro en $6.1 millones de dólares.

Este golpe al narcotráfico ocurrió la mañana del miércoles en una bodega de 112,000 pies cuadrados, ubicada en el 209 West de la calle 134, en un área no incorporada de Los Ángeles cerca de Compton.

//content.jwplatform.com/players/eWZNKYoB-rqn0kHFM.js

“La bodega albergaba una gran operación de cultivo [de marihuana]”, dijo Jim Wolak, comandante de la unidad de narcóticos. “Aproximadamente 2,700 plantas fueron confiscadas, así como 20 gramos de producto terminado”.

El valor de la droga confiscada alcanzaría los $6.1 millones en la calle.

Las dos personas que fueron arrestadas ya fueron fichadas en el Centro de Detención Century Regional. Sus nombres no han sido revelados por las autoridades.

A ambos se les impuso una fianza de $50,000 dólares, y de ser hallados culpables del delito de cultivo ilegal de marihuana podrían pasar entre 2 y 3 años en una prisión estatal.

En la bodega había 2,700 plantas de marihuana (Aurelia Ventura/ La Opinion)
En la bodega había 2,700 plantas de marihuana (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Plantío sofisticado

Los sospechosos operaban un sofisticado y costoso sistema de riego, iluminación y ventilación. Algunas plantas alcanzaban los cuatro pies de altura en infinidad de macetas.

En la bodega estaban habilitadas varias habitaciones utilizadas como dormitorios y donde pudieron haber vivido menores de edad, ya que en un cuarto fueron amontonados numerosos juguetes.

En el lugar también había paquetes de droga ya procesados. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
En el lugar también había paquetes de droga ya procesados (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Wolak destacó que el éxito del operativo encubierto, en el que participaron dos supervisores y ocho detectives antinarcóticos, fue resultado de la colaboración del Departamento del Sheriff con la comunidad para resolver problemas.

Un detalle que guió a las autoridades al decomiso fue el enorme consumo de electricidad en la bodega, cuyo último recibo mensual ascendió casi a $10,000.

//content.jwplatform.com/players/eqLd1HaO-rqn0kHFM.js

“Este crecimiento de marihuana ilícita presenta un claro peligro para la comunidad”, indicó Wolak, quien se refirió a la muerte del bombero Michael Fahy por la caída de escombros cuando explotó un hogar del Bronx donde ocurrió un incendio y en el que otras 12 personas resultaron heridas, el 27 de septiembre. Al parecer, en el lugar operaba un laboratorio de drogas.

“Este tipo de explosiones son comunes durante el proceso de extracción del THC (Tetrahidrocannabinol, que es el principal constituyente psicoactivo del cannabis)”, dijo. “Además, la marihuana es un negocio que se maneja con dinero en efectivo y hemos experimentado una proliferación de robos y violencia afuera de este tipo de bodegas y dispensarios”.

Wolak dijo a La Opinión que también la semana pasada el equipo de extracción de marihuana recibió un informe a través del programa Crime Stoppers, que les llevó a confiscar 4,199 plantas de cannabis, 200 gramos de la droga ya procesada y valuada en $7.5 millones, y al arresto de 12 personas. Dicho operativo aconteció en la cuadra 2900 de la calle Ana, en una zona no incorporada de Compton.

En lo que Wolak definió como el “fin de la temporada” para hacer crecer las plantas de marihuana en el interior de sitios cerrados, su equipo de expertos antinarcóticos ha erradicado un total de 27 plantíos, particularmente en el Bosque Nacional de Los Ángeles, donde requisaron un total de 107,000 plantas, numerosas armas de fuego y arrestaron a 32 individuos.

“En este caso, el problema principal es que los dos arrestados no son los actores principales”, expresó Wolak. “Ellos son solamente trabajadores”.

Plantas de marihuana siendo secadas antes de salir a la venta en las calles de Los Ángeles. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Plantas de marihuana siendo secadas antes de salir a la venta en las calles de Los Ángeles (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Dispensarios

El Sheriff señaló a La Opinión que la apertura de dispensarios de marihuana medicinal ha incidido en el aumento de la criminalidad, incluyendo tres asesinatos relacionados con la compra-venta de la droga.

Una de esas muertes ocurrió en diciembre de 2015, cuando un sospechoso chocó su vehículo en un negocio de Taco Bell, en la ciudad de Palmdale. El hombre estaba aparentemente inconsciente, pero de inmediato forcejeó con un agente del Sheriff a quien le quiso arrebatar su pistola.

Posteriormente, cuando el sujeto se negó a deshacerse del arma, los oficiales abrieron fuego. Murió en el Hospital del Valle del Antílope.

En la investigación preliminar, al sujeto se le había encontrado una pistola y una bolsa de plástico llena de marihuana.

“Este es un negocio con dinero en efectivo”, aseguró Wolak. “En la gran mayoría de los casos están detrás los cárteles de la droga, especialmente el Cartel de Sinaloa”.