4,000 niños en situación de probreza tendrán zapatos y material escolar nuevos

Esta es la edición número 28 de este evento benéfico que proporciona a los niños todo lo que necesitan para el nuevo curso académico
4,000 niños en situación de probreza tendrán zapatos y material escolar nuevos
Miles de niños sin recursos han recibido zapatos nuevos, cortes de cabello y material escolar (Foto: Captura de pantalla/Fred Jordan Missions via Facebook)

La organización benéfica Fred Jordan Missions ha llevado a cabo por vigésimo octavo año un evento de donación de material escolar y zapatos para menores que viven en condiciones de pobreza.

Gracias a estos donativos, los niños pueden comenzar el año escolar provistos de cosas fundamentales que les ayuden a integrarse en las escuelas y disfrutar de su educación.

El evento empezó a las 9 a.m. del jueves en la esquina de Towne Avenue y East 5th Street, en el emprobrecido barrio de Skid Row en Downtown Los Ángeles. La marca de zapatos deportivos Foot Locker colaboró con la organización proporcionando y distribuyendo 4,000 pares de zapatos nuevos entre las personas que acudieron.

Además de los zapatos, los menores también tuvieron acceso a cortes de cabello y comida y recibieron ropa nueva, calcetines y mochilas llenas de material escolar como cuadernos o lápices, todo ello de forma gratuita.

Decenas de trabajadores de Foot Locker proveyeron a los niños con zapatos de su número, y después voluntarios del departamento del sheriff de Los Ángeles y varias corporaciones, escuelas y congregaciones religiosas entregaron a los niños material donado y kits de higiene.

A continuación, los menores y sus padres disfrutaron de una hamburguesa de la cadena In-N-Out que servían los food trucks instalados en el evento, para por última pasar por la tienda del patrocinador Paul Mitchell donde varios peluqueros cortaban el pelo y peinaban a los niños.

Willie Jordan, presidente de las Fred Jordan Missions, explicó que “innumerables niños vienen a este evento con zapatos viejos, ajados, demasiado pequeños y pegados con cinta adhesiva o grapas, y se marchan con estas deportivas nuevas, bonitas y coloridas. Muchas de estas familias pobres y trabajadoras tienen problemas solo para dar de comer a sus hijos“.

Desde su primera edición, el evento ha proporcionado zapatos nuevos a más de 100,000 niños de bajos recursos.