Inner City Struggle: 22 años empoderando a la comunidad

Inner City Struggle: 22 años empoderando a la comunidad
Inner City Struggle celebró su gala anual el miércoles por la noche en el centro de la Catedral de Los Ángeles. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Con un mensaje de lucha y unidad, la organización no lucrativa Inner City Struggle celebró su décima-tercera cena de reconocimientos este miércoles por la noche en el centro de la plaza de la Catedral de Los Ángeles.

Bajo el nombre “Nuestras Raíces, Nuestro Futuro”, la organización festejó que por 22 años ha promovido el liderazgo entre los jóvenes, padres y toda una comunidad interesada en crear un cambio positivo en Boyle Heights y el Este de Los Ángeles.

En un año de elecciones controversiales, los miembros de Inner City Struggle (ICS) también hicieron énfasis en el poder que la comunidad tiene con su voto.

“Estamos movilizando el ‘Get out the Vote’ (Salgan a Votar) en el Este y en Los Ángeles”, dijo María Brenes, directora ejecutiva de ICS. “Estamos haciendo un trabajo impresionante, informando a las personas, tocando puertas y haciendo llamadas telefónicas para que voten”.

El activista Eliseo Medina recibió un reconocimiento en honor a su liderazgo como organizador de sindicatos. (Foto: Jacqueline García)
El activista Eliseo Medina recibió un reconocimiento en honor a su liderazgo como organizador de sindicatos. (Foto: Jacqueline García)

Con el programa “United Students” (Estudiantes Unidos) alrededor de 60 jóvenes lideres participan en las seis escuelas del Este de Los Ángeles que trabajan con ICS para informar a sus compañeros acerca de la importancia de registrarse para votar, dijo Gabriel Vidal, organizador del programa.

“Les enseñamos a los jóvenes menores de edad que, aunque legalmente no pueden votar, todavía tienen el poder de empoderar a su comunidad e informarlos”, agregó.

Los Premios

Durante la gala que incluyó una cena y una subasta silenciosa se entregaron premios que reconocieron el trabajo de líderes comunitarios.

La banda La Santa Cecilia fue reconocida con el premio Rubén Salazar—en honor al periodista muerto durante el moratorio chicano en 1970—por su importante aportación en sus letras que hablan de la injusticia, la inmigración y la vida cotidiana en Estados Unidos .

Miguel “Oso” Ramírez, miembro de la banda ganadora de un Grammy en 2014, dijo que esperan continuar motivando a la comunidad con su música.

La Santa Cecilia posan para una foto con una fan (centro) después de recibir un reconocimiento por parte de ICS. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)
Miembros de La Santa Cecilia posan para una foto con una fan (centro) después de recibir un reconocimiento por parte de ICS. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

“Nosotros mismos hemos descubierto el poder de nuestra voz como músicos para hablar de donde venimos y de cosas positivas”, agregó Marisol ‘La Marisoul’ Hernández, vocalista del grupo.

José ‘Pepe’ Carlos, miembro de la banda y ‘Dreamer’ (joven indocumentado), dijo que contar las historias de los inmigrantes abre las puertas para no tener miedo y salir de las sombras.

“Necesitamos una reforma migratoria para todos los dreamers, toda una generación que se esta quedando atrás”, dijo Carlos.

Otros ganadores de la noche incluyeron al activista Eliseo Medina, organizador de sindicatos y quien trabajó en su juventud con el activista César Chávez; María Ruiz reconocida por su liderazgo entre los padres latinos y la estudiante Lucia Ortiz.