Tiroteo fatal de latino fue “suicidio por policía”, dice jefe del LAPD

Daniel Pérez, un adolescente de 16 años, murió en un tiroteo policial el domingo pasado que se cree que provocó deliberadamente
Tiroteo fatal de latino fue “suicidio por policía”, dice jefe del LAPD

Un adolescente de 16 años que murió en un tiroteo con la policía el domingo pasado portaba un arma falsa y llamó él mismo al 911, en lo que parece se trató de un caso de “suicidio por policía”.

Así lo explicó este jueves Charlie Beck, jefe de la Policía de Los Ángeles (LAPD) al dar a conocer detalles de la confrontación ocurrida alrededor de las 5:00 p.m. en la esquina de la calle 48th y la avenida Ascot donde murió Daniel Pérez.

Según la policía, los agentes respondieron a una llamada informando de que había un hombre con una pistola en la zona y al llegar observaron a una persona que encajaba con la descripción que les habían dado.

Beck dijo que el teléfono celular utilizado para hacer la llamada al 911 era el de Pérez y al menos uno de los padres del joven cree que es la voz del adolescente la que aparece en la grabación de esa denuncia.

“Basado en las acciones de Daniel Pérez, su llamada al 911, una nota de despedida que dejó a su familia y cierto historial reportado por su familia, creemos que este tiroteo que involucra policías fue el resultado de su deseo de poner fin a su vida“, dijo Beck durante una conferencia de prensa en el cuartel central del LAPD.

Le tomó a los agentes cerca de 20 minutos desde el momento que se hizo la llamada al 911 llegar al lugar donde confrontaron a Pérez. Ese retraso se debió a la confusión del despachador sobre la descripción del sospechoso, dijo Beck.

“Estamos sumamente entristecidos por estos eventos y mi corazón está con su familia, así como el agente involucrado en este tiroteo“, dijo Beck, quien señaló que el policía “está devastado, como ustedes pueden imaginar”.

Según el parte policial, cuando los agentes se acercaron a Pérez, éste volteó y apuntó el arma contra ellos, y fue cuando ocurrió el tiroteo. Cuando los policías inspeccionaron el arma que portaba, se dieron cuenta que era falsa. Beck dijo que ambos policías involucrados en el tiroteo portaban cámaras en sus uniformes y el video grabado apoya las versiones que han dado de los hechos.

“Claramente refutan cualquier reporte que este individuo recibió disparos mientras estaba en el piso”, recalcó Beck. “Eso no ocurrió”.