USC despidió a una empleada por denunciar acoso sexual

Así lo ha denunciado una ex-trabajadora que se atrevió a protestar ante el comportamiento inapropiado de un superior
USC despidió a una empleada por denunciar acoso sexual
Nathalie Gosset es una ingeniera que trabajó durante más de una década para USC, pero que perdió su empleo después de denunciar que sufría acoso sexual en el trabajo (Foto: Nathalie Gosset via LinkedIn)

Nathalie Gosset es una ex-empleada de USC que solía ser la segunda al mando de la divión de marketing e innovación tecnológica en el Instituto de Ingeniería Biomédica Alfred Mann, hasta que en octubre del año pasado la institución la despidió.

Gosset, que llevaba 12 años trabajando allí, sostiene que la decisión estuvo motivada porque presentó una queja por acoso sexual contra su jefe, el Dr. Jon Lasch.

Lasch le hacía bullying y se dedicaba a decirle cosas inapropiadas, haciéndole partícipe en contra de su voluntad de su vida sexual. “Hablaba de lo que habá hecho en la cama la noche anterior. Posturas sexuales, si había conseguido terminar…”, denunció la mujer.

Cansada de su comportamiento, Gosset tomó la valiente decisión de denunciar la situación y presentó una demanda arbitral contra Lasch ante el responsable del departamento de recursos humanos, el instituto Alfred Mann y la USC.

Pero, acusa Gosset, nunca se llegó a completar la investigación, denuncia Gosset, y Lasch no recibió ningún tipo de represalia.

En su lugar, fue Gosset la que vio cómo lo perdía todo de la noche a la mañana presuntamente por haberse atrevido a denunciar a un superior. “Si hablas te despiden, es un ambiente laboral muy inseguro”, dijo.

Después de denunciar a su jefe, empezó a ver cómo obstruían el desarrollo de sus deberes profesionales, le quitaban sus labores y la amonestaban a menudo hasta que finalmente la echaron y al mismo tiempo rescindieron la beca completa de cuatro años que la USC había concedido a su hija para que cursara sus estudios universitarios. 

Gosset se encuentra ahora en un proceso arbitral por discriminación de género, acoso sexual y represalias laborales para el cual se le ha concedido audiencia el próximo junio y con el que espera obtener compensaciones por el sufrimiento que le causaron y se haga justicia.

Gosset cree, además, que otras mujeres que viven situaciones similares mantienen silencio porque tienen miedo a perder su medio de vida, y le gustaría ayudar a otras compañeras que sufren discriminación o acoso en campos tradicionalmente dominados por hombres.

Gosset forma parte del solo 12% de mujeres que trabajan en las áreas de STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés).