La Cruz Roja de Los Ángeles ayudará a los damnificados por el huracán Matthew en la costa oeste

Varios voluntarios de la organización viajarán en vehículos de respuesta de emergencia a Carolina del Norte para prestar apoyo en las labores humanitarias
La Cruz Roja de Los Ángeles ayudará a los damnificados por el huracán Matthew en la costa oeste
Pedro Orellana es uno de los cuatro voluntarios que partió a ayudar a los afectados por el huracán (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Para Pedro Orellana, voluntario con la Cruz Roja Americana, ayudar a las personas en momentos de necesidad es vital para que vuelvan a la normalidad.

Es por eso que sin titubear el lunes por la mañana se embarcó en un viaje de costa a costa junto a tres voluntarios más para prestar sus servicios a los afectados del huracán Matthew.

“A veces uno está tranquilo y hay otras personas que necesitan ayuda y yo quiero ayudar”, dijo Orellana, de origen ecuatoriano y quien ha sido voluntario con la Cruz Roja por 20 años.

Los voluntarios de la Cruz Roja de Los Ángeles llevan dos vehículos de respuesta de emergencia a Carolina del Norte, uno de los estados afectados por el huracán Matthew. Un segundo grupo de voluntarios llevará tres vehículos más el miércoles.

Cuatro voluntarios de Los Ángeles partieron a la costa oeste el lunes por la mañana para prestar sus servicios a los damnificados del huracán Mathew.
Cuatro voluntarios de Los Ángeles partieron a la costa oeste el lunes por la mañana para prestar sus servicios a los damnificados del huracán Matthew (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Una vez que los voluntarios lleguen—entre el jueves y viernes—serán desplazados a diferentes localidades afectadas, dijo J. Tomás Barrios, director ejecutivo de la Cruz Roja de Los Ángeles.

Matthew comenzó a causar estragos a principios del mes cuando cambio rápidamente de tormenta tropical a huracán tocando tierra en Haití y pasando por el este de Cuba y las Bahamas hasta que eventualmente llegó al sureste de EEUU el fin de semana. A su paso dejó destrucción en las costas de Florida, Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia.

Se estima que más de 13,000 personas de los cinco estados despertaron la mañana del domingo en 248 centros de evacuación de la Cruz Roja y refugios comunitarios.

Orellana explica que en los contenedores rojos se mantiene caliente la comida que se ofrecerá los damnificados y por esa ventana se repartirá. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)
Orellana explica que en los contenedores rojos se mantiene caliente la comida que se ofrecerá a los damnificados y por esa ventana se repartirá (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Barrios dijo que para los hispanos es muy importante que sepan que la ayuda de la Cruz Roja es para todos sin importar su estatus legal.

“No pedimos identificaciones, estamos aquí diciendo que vamos a ayudar con la necesidad que tengan”, dijo Barrios.

Los vehículos de respuesta de emergencia llevan unos contenedores donde pondrán la comida que se estará haciendo para los afectados y los llevarán a quienes lo necesiten.

Adicionalmente los voluntarios están capacitados para ofrecer servicios de primeros auxilios. Orellana dijo que cuando él no esta ofreciendo ayuda a los necesitados, esta impartiendo clases de reanimación cardiopulmonar (CPR) a los latinos en Los Ángeles.

Sandy Hanagami es otra de las voluntarias que partió a la costa oeste para ayudar a los damnificados del huracán Mathew. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)
Sandy Hanagami es otra de las voluntarias que viajará hasta Carolina del Norte a prestar ayuda de emergencia (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Sandy Hanagami es otra voluntaria que junto a Orellana se embarcó en el viaje de cuatro días para llegar a la costa oeste.

“Cuando yo veo a personas en necesidad, siento las ganas de ayudar”, dijo la residente de West Hills quien también ha prestado sus servicios en los incendios de Lake Isabella y San Diego.

Barrios dijo que con el devastador huracán, muchos de los eventos que la Cruz Roja iba a llevar a cabo—como donaciones de sangre—se tuvieron que cancelar para poder prestar servicios a los necesitados.

Sin embargo, enfatizó que es muy importante que las personas que quieran ayudar con donaciones de sangre o de dinero lo hagan por medio de la página web de la Cruz Roja Americana.

También necesitamos voluntarios”, dijo Barrios, agregando que actualmente en Los Ángeles cuentan con alrededor de 4,000 voluntarios en sus listas y mil voluntarios activos que están disponibles para cuando se presente una emergencia.

Se estima que los voluntarios estarán en la costa oeste por un período de dos semanas.

Para más información de cómo puede ayudar a los afectados del huracán Matthew visite redcross.org