Tempestades en la vida de ‘El Sol’

A nuestra serpiente venenosa columnista de espectáculos no se le escapa nadie
Tempestades en la vida de ‘El Sol’

Ahora resulta que Luis Miguel hará una serie sobre su vida “porque ustedes lo pidieron” y no porque el hombre esté ahogado en deudas y en medio de una crisis existencial de esas que pesan más que la loza del Pípila.

No, ¿cómo creen? Ay, Luismi, ni que no te conociéramos. Imagínense la cantidad que el cantante cobrará por dizque revelar todo sobre su vida en una serie de televisión que será producida por él mismo. ¿No se les hace raro que sea precisamente ahora cuando quiera sincerarse y supuestamente hablar de “todo lo que usted quería saber sobre El Sol”?

Yo puedo asegurar que hay gato encerrado, aunque en realidad no hay que buscarle mucho para darse cuenta de que el artista anda como tigre enjaulado por tantas broncas que tiene encima, empezando por la mala fama que ya se hizo de que es malquedado a la hora de ofrecer conciertos.

Ya vieron que en México se armó la de Troya cuando no llegó a presentar su show en Mérida hace algunos años, y de acuerdo con el empresario que lo contrató, ese día El Sol no podía ni con su vida que porque estaba hasta las  manitas de borracho. Esa fue una de las muchas quemadas que se dio el artista, que yo creo que se sentía el pipiripau hasta que sus cuentas de cheques tocaron fondo.

Y es que un dizque amigo de El Sol dijo que Luismi quiere llevar su vida de lujos y despilfarros a pesar de que ya no tiene tantos ingresos. De ahí que haya aceptado de tan buena gana que se hiciera una serie sobre su vida y milagros. Yo solo espero que, si hace el programa, hable de la misteriosa desaparición de su madre, de su hermano menor, quien vive humildemente con una familia en Guadalajara, de sus hijos y de sus adicciones. Es decir, que sea a calzón quitado, como diría mi adorada Tigresa.

En otras cosas, ¿qué le pasa a Kim Kardashian? Buena para tomarse y publicar selfies de hasta sus nalgas, pero ahora que por fin pasa algo interesante en su vida decide que no lo va a incluir en su reality, “Keeping Up with the Kardashians”, que relata todos los pormenores de ella y de su nefasta familia.

Kim debería mostrar en su show qué le pasó a Kanye, cómo lo están curando y qué debe hacer alguien cuando está en una situación así es lo que vale la pena./Getty Images

Me refiero a la hospitalización de Kanye West, esposo de Kim, quien parece que está padeciendo un desequilibrio mental. Eso sí es interesante, y eso es lo que deberían incluir en el show de televisión. Saber qué le pasó al rapero, cómo lo están curando y qué debe hacer alguien cuando está en una situación así es lo que vale la pena.

De ahí en más, me importa un pepino si la hijita de la socialité usa abrigos de 15 mil dólares o son marca Patito.