Estos integrantes del Colegio Electoral podrían parar a Trump

El grupo de electores no quieren tampoco a Clinton en la Presidencia, sino a un republicano más calificado
Estos integrantes del Colegio Electoral podrían parar a Trump

El movimiento “Electores Hamilton” en el Colegio Electoral está creciendo poco a poco.

Se trata de un grupo que está decidido a no votar a favor del presidente electo Donald Trump el 19 de diciembre.

Además quiere que 37 electores republicanos no respalden o se abstengan de votar por Trump, para que no obtenga los 270 votos electorales que necesita para ser presidente.

Un aspecto importante es que no quieren votar por Hillary Clinton, sino por un republicano menos extremista y más calificado.

Entre los nombres que ellos mismos han revelado está el de John Kasich, exprecandidato a la presidencia y gobernador de Ohio.

“Les pedimos que seleccionen a un republicano razonable que no tenga la ética cuestionable de Donald Trump, la falta de conocimiento y experiencia políticas”, expresan en su página de internet www.hamiltonelectors.com.

A las filas ya se sumó el primer republicano de Texas, Christopher Suprun, un paramédico y exbombero, quien dijo que votará porque otro personaje de su partido ocupe la Presidencia.

El complejo sistema electoral de los Estados Unidos tiene una figura conocida como “elector sin fe”, aunque también se traduce como “elector infiel”, la cual da opción a integrantes del Colegio Electoral a emitir su voto en contra de quien haya ganado los votos electorales de un estado.

Es una jugada compleja, pero no imposible de aplicar.

“Como las listas electorales son escogidas típicamente por el partido político o el candidato presidencial del partido, los electores generalmente tienen alta lealtad al partido y a su candidato: un ‘elector sin fe’ corre un mayor riesgo de censura de partido que cargos criminales”, explica el Colegio en su sitio de internet.

Bret Chiafalo, integrante de los Electores Hamilton, explica a través de un video que los ciudadanos creen que el Colegio Electoral debe avalar automáticamente al presidente electo.

“Ese no es el caso. De hecho es lo opuesto de lo que los fundadores (de los EEUU) intentaron. El Colegio Electoral fue creado para someter al ganador a una exhaustiva revisión, y si no cumple con nuestros estándares, se espera que se vote por una alternativa“, dice Chiafalo. “Estaban preocupados por el tipo de demagogos que habían tomado el control de la nación”.

Agrega que el Colegio Electoral tiene la facultad, nunca antes usada, de elegir una opción distinta a quien ganó el proceso, en este caso Donald Trump, quien obtuvo 306 votos electorales.

“Nuestro país no lo había necesitado, porque siempre hemos elegido a un estadista experimentado, pero esta vez es diferente… Es nuestro deber constitucional y nuestra responsabilidad moral poner las medidas de emergencia en acción”, expresó.

El grupo se promueve en redes sociales bajo el hashtag #HamiltonElectors, no es una iniciativa desde fuera del Colegio Electoral, sino desde las entrañas del mismo.

En una conferencia de prensa, la más joven integrante del Colegio, Levi Guerra, de Washington, pidió a los ciudadanos respaldar el movimiento para elegir a un republicano distinto a Trump como presidente.